El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Esta semana te llevamos a Roma, la Ciudad Eterna, llena de historia por todas sus calles. Cada año millones de personas pasean por sus empedradas calles, haciendo un viaje en el tiempo. Por ello te invitamos a descubrirla por tu cuenta, pero antes vamos a mostrarte algunos de sus principales atracciones.

Si hay una ciudad llena de restos arqueológicos de lo que un día el Imperio Romano fue es sin duda alguna su capital. Hoy en día, la capital de Italia es famosa por conservar su esencia del pasado y atraer a millones de turistas cada año que no dudan en perderse entre sus calles, monumentos y, por supuesto, gastronomía italiana.

Vuelos a Roma

> Barcelona – Roma

> Madrid – Roma

> Málaga – Roma

> Palma de Mallorca – Roma

> Valencia – Roma

> Bilbao – Roma

El Coliseo

Es el principal icono de la ciudad. Cuenta con casi 2000 años de antigüedad y es el mayor anfiteatro construido durante el Imperio Romano. Durante años, sus muros han visto correr ríos de sangre, de animales exóticos y gladiadores. Hoy, en cambio, ven pasar miles de turistas cada día y hace 10 años se convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. ¡Ave, César!
Coliseo-gente-descansando

El Panteón de Agripa

Como sabemos, en Roma no solo se encuentra el Coliseo. Es una ciudad llena de restos arqueológicos y sin lugar a duda, el Panteón es otro de ellos. En él se guardan tumbas de varios reyes y numerosas obras de arte. Situado en el Centro Histórico, en la plaza de la Rotonda y su entrada es gratuita. Al salir, puedes disfrutar de un aperitivo en cualquiera de las terrazas que hay en la plaza o simplemente, sentarte a descansar y admirar el edificio y alrededores.
Panteon-agripa-plaza-Roma

Foros Romanos y Palatino

Situados en el centro de la ciudad y cerca del Coliseo, más restos que nos muestran la grandeza del imperio. En el Foro Romano era donde se desarrollaba el día a día en la antigua Roma por lo que es recomendable acudir con guía para que te expliquen bien cada rincón y hacer ese viaje en el tiempo. En la colina del Palatino están las ruinas de lo que fueron los edificios imperiales de la alta sociedad de la antigua Roma. Se puede acceder con la misma entrada del Coliseo.
foro-romano

Fontana de Trevi

La fuente más grande de la capital romana y quizás una de las más bonitas del mundo. Su nombre viene del italiano Tre Vie (tres vías) dado que se trataba del punto de unión de tres calles. En el centro de la fuente se encuentra Neptuno, gobernando las aguas como es debido. Por cierto, si vas a lanzar monedas, recuerda hacerlo con la mano derecha, pasándola sobre el hombro izquierdo, como dice la tradición.
fontana-di-trevi

Trastevere

Uno de los barrios del centro histórico, al sur del Vaticano, tiene un aire bohemio por el que no será difícil perderse entre sus coloridas y estrechas callejuelas. Puedes aprovechar para saborear un trozo de pizza en alguna o disfrutar de un helado, en los alrededores de la plaza de Santa María de Trastevere, donde se localiza la Basílica del mismo nombre. En este barrio encontrarás muchos tesoros que te cautivarán así que no queremos desvelarte todos.
trastevere-cruce-calles

Las Termas de Caracalla

Para los romanos, el baño era una de las actividades más populares y lujosas de la época. ¿Y qué mejor manera de experimentarlo que visitando una de las mayores termas de la antigua Roma? Las Termas de Caracalla, situadas al pie de la colina de los Aventi, contienen magníficos restos que ocupan una superficie de más de 4000 m².

Termas de Caracalla

Los jardines de Villa Borghese

Durante tu estancia en Roma, no dudes en alejarte del bullicio de la ciudad para relajarte en un auténtico entorno verde. Los Jardines de Villa Borghese son el mayor parque de Roma, el pulmón verde de la ciudad. Aquí podrá admirar tortugas, pasear, dar un paseo en poni, hacer un picnic en un banco o en la hierba y observar la vida local. También podrás acercarte al templo de Esculapio y visitar la Galería Borghese. ¿Se puede pedir más?

El Vaticano

El Vaticano, un verdadero estado en el corazón de la ciudad, tiene su propia moneda, su propia oficina de correos y su famosa Guardia Suiza. No es necesario ser creyente para disfrutar de los numerosos tesoros papales que contiene. Puedes visitar, por ejemplo, la Basílica de San Pedro, los Aposentos Papales, los famosos Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina ricamente decorada por Miguel Ángel… Y todo ello sin olvidar la Plaza de San Pedro, donde, por qué no, también puedes asistir a la bendición Urbi et Orbi.

Vistas del Vaticano

Qué ver en Roma: ficha práctica

Roma: información básica

  • Población: 2 765 000 habitantes
  • Lengua oficial: Italiano
  • Moneda: Euro
  • Mejor época para viajar: Dado su clima mediterráneo, cualquier estación del año es buena para visitarla. Aunque después del invierno o del verano, hay menos turistas y las temperaturas son más templadas.

¿Cuál es la mejor época para visitar Roma?

La mejor época para visitar Roma es la primavera y el otoño. Te recomendamos que evites el mes de agosto, dado que puede llegar a ser muy tórrido.

¿Dónde alojarse en Roma?

¿Buscas un lugar para alojarse en Roma? Aquí tienes algunas recomendaciones que te ayudarán:

  • El centro histórico (o centro storico): la zona reúne muchos lugares de interés turístico y sitios históricos como la Fontana di Trevi y el Panteón. Sin embargo, ¡cuidado con el precio del alojamiento!
  • Trastevere: esta zona del centro es muy animada. Es el lugar perfecto para disfrutar de una buena comida italiana en uno de los muchos restaurantes.
  • Monti: por su ambiente pueblerino, sus coloridas callejuelas y sus bares y restaurantes de moda.
  • Tridente: sus numerosas boutiques de diseño harán las delicias de los adictos a las compras.
  • Termini: situada un poco más lejos del centro de la ciudad, los precios del alojamiento son mucho más baratos. Por lo tanto, es un buen compromiso si tienes un presupuesto ajustado. La proximidad a la estación de Termini también te permitirá visitar los alrededores y llegar rápidamente al centro de la ciudad en transporte público.

¿Cómo moverse por Roma?

Si eres un buen caminante, probablemente disfrutarás explorando la ciudad a pie. Pero si tienes poco tiempo para visitarlo y tu alojamiento no está tan cerca del centro, tendrás que utilizar el transporte público en algún momento. Puedes comprar tus billetes en las máquinas del metro, en los estancos o en los quioscos de periódicos. El billete sencillo cuesta 1,5 euros y es válido durante 75 minutos. También hay un billete diario por 6€, un pase turístico de 3 días por 16,50€ y un pase semanal por 24€. Cada billete te permitirá utilizar los diferentes medios de transporte de Roma: el metro, el autobús y el tranvía.

También te podría interesar:


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti