El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Si eres un amante de la montaña te invitamos a descubrir 5 planes para visitar los Pirineos de Francia.


Francia es un país de una enormidad cultural tremenda, donde disfrutar de una gastronomía famosa en el mundo entero, pasear por la ciudad del amor, embeleñarse con la Torre Eiffel, bañarte en la Costa Azul, probar los vinos en El viñedo de Beaujolais, pasear por las frías costas del Atlántico francés. Pero también hay una opción muy notable cerca de nuestras fronteras.

Si quieres que tu viaje por Francia suponga un antes y un después en tu vida en forma de aventura montañera, el Pirineo Francés ofrece unos recursos, unas montañas, unas caminatas y unas experiencias de gran belleza al lado de nuestro país. Así que ponte las botas de montaña y en función de la época del año en que vayas, prepara también ropa de nieve, porque te invitamos a disfrutar el Pirineo Francés en 5 planes inolvidables.

Visitar Pau como inicio de aventura

Para comenzar a preparar la aventura que te llevará por diversos valles de gran belleza, te proponemos que tu primer alto en el camino sea Pau, la capital de la región del Bearn (departamento de Pirineos Atlánticos). Esta primera parada te va a dar una buena dosis cultural, y es que sus calles empedradas te transportan a una sociedad que competía por tener la casa más grande y con mejores vistas al Pirineo.

Allí también encontramos el barrio medieval en donde un castillo es el principal atractivo y es que allí nació Enrique IV, quien fue rey de Navarra. Una buena opción para un paseo al atardecer es subir andando o en funicular al Boulevard des Pyrénées, en donde deleitarte con una hermosa vista del entorno. El filósofo y escritor francés Alphonse de Lamartine dijo: “Pau tiene la vista más hermosa del mundo de la tierra, así como Nápoles tiene la más hermosa vista del mar”. Quizá es un poco osado y algo “casera” esta afirmación, pero no está demás intentar averiguar si se quedó cerca de la realidad.atardecer-pau-pirineos-francia

Pasear por el Valle de Aspe

Saliendo de Pau por una vía que atraviesa un entorno de bosques y pastizales podremos llegar al pueblo de Lescun. Una pequeña población construida en piedra y tejados de pizarra de los cuáles suele salir un buen olor a madera quemada proveniente de las chimeneas que funcionan sin descanso cuando la noche cae y el frío aprieta. A lo largo del Valle de Aspe son muchos los lugares singulares que se deben visitar:

Empezando por la impresionante estación de tren en desuso de Canfranc, la cual da inicio a un vertiginoso camino de un poco de más de un kilómetro hasta el Chemin de la Mature. Un camino que fue tallado en la roca de una pared vertical y que no es apto para quienes sufren de vértigo.

Otro lugar de interés es el punto más alto del puerto de Col du Somport a 1632 metros, por donde han pasado desde siglos atrás miles de peregrinos camino a Santiago de Compostela, las tropas napoleónicas que invadieron España y Portugal o a los contrabandistas que durante mucho tiempo han estado pasando mercancía entre Francia y nuestro país. Eso sí, ten en cuenta que en invierno esta carretera suele estar cerrada debido a la prominente nieve.

canfranc-estacion-vieja-pirineos

Encontrarte en el Valle de Ossau

Precisamente, desde la Estación de Canfranc puedes continuar por ese vertiginoso camino y llegar al Valle de Ossau a través de los preciosos lagos de Ayous y poder contemplar uno de las montañas más famosas del Pirineo Francés, el Midi d’Ossau, un pico rocoso y completamente vertical rodeado de lagos.

Tras una buena caminata, te puedes dirigir a la capital del valle, Lauruns o al pueblo de St-Savin que con sus calles empedradas tiene a muy poca distancia una de las estaciones de esquís más antiguas del Pirineo, la Gourette.

Desde muy cerca podrás tomar un tren eléctrico que te llevará por encima de los 2000 metros para darte una vista envidiable de un entorno y un valle donde cada vez la población de osos pardos es mayor. Traídos de Eslovenia cuando quedaban apenas unos 30 autóctonos, este impresionante animal se ha sabido readaptar y reproducir para devolver la vida salvaje al Pirineo Francés.

Eso sí, mucho mejor si los ves a cierta distancia porque no deja de ser un animal peligroso con el que debemos tener mucho cuidado y no molestar.

parque-ossau-lago-pirineos

Disfrutar de Gavarnie

Uno de los lugares más emblemáticos de esta zona de Francia es, sin duda el Circo de Gavarnie. Declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, se trata de una formación rocosa sometida a la acción de glaciares con una forma circular. El Circo de Gavarnie cuenta con un diámetro de 6,5 kilómetros y por su vertical cae la mayor cascada de Europa con 427 metros.

Además esta zona cuenta con lugares tan emblemáticos como la Brecha de Roland, un tajo en mitad de la roca que según cuenta la leyenda abrió el caballero Roland para volver a Francia. Y es que en esta zona se mezcla el misticismo con unos procesos geológicos muy interesantes basados en el cúmulo de glaciares que lo cubrían todo hace 20.000 años y de los cuales actualmente únicamente quedan algunos ventisqueros.

Es muy importante tener mucha precaución a la hora de realizar excursiones durante el invierno, calcular muy bien las horas de expedición, tus propias fuerzas e ir con el equipo pertinente.

paisaje-circo-gavarnie

Deportes y paz para el aventurero

Todo el Pirineo Francés es una invitación a los deportes de aventura. En invierno las estaciones de esquí, pero también caminatas con raquetas de nieve pueden ser el gran atractivo, la escalada en hielo será para los más experimentados pero también se puede realizar en las paredes heladas.

Con la llegada de la primavera y el verano, será cuando más asequible tengas la realización de treckings, pudiendo incluso acampar en algún sitio, recuerda que esté en un sitio seguro y resguardado del viento.

Para los amantes de los animales el Pirineo Francés también supone una verdadera gozada pudiendo observar animales de gran belleza, desde grandes mamíferos a aves rapaces. Pero también, encontrarás el silencio de las noches estrelladas donde la población más cercana está a kilómetros, podrás bañarte en piscinas con aguas que brotan entre los 35 y los 37ºC en la estación termal de Cauterets.

El Pirineo Francés ofrece una amplia variedad de posibilidades y debes ser tú, quien tome el control de la aventura.

oso-europea

Fotos: iStock

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti