El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Seguridad, equipo, medusas… te damos algunos consejos y recomendaciones para que este verano disfrutes como un delfín haciendo esnórquel.

El esnórquel es una estupenda actividad para el verano, con la que descubrir las bellezas de los fondos marinos. Tiene además la ventaja de ser adecuada para niños y adultos, así como para nadadores experimentados y principiantes. Eso sí, siempre viene bien tener en cuenta algunas recomendaciones.

1. La seguridad es lo primero

Aunque el esnórquel no sea una “actividad de riesgo”, hay que tener en cuenta algunos consejos de seguridad, sobre todo teniendo en cuenta lo fácil que es quedarse ensimismado ante la belleza del fondo marino. Hay que estar siempre atento a posibles riesgos: embarcaciones, surfistas, las aletas de otros buceadores… Y muy importante: siempre es mejor hacer esnórquel en compañía, por si acaso.

niño

2. Elige un buen destino

Buena temperatura, aguas tranquilas y claras, unos fondos interesantes con un rico ecosistema… son algunos de los factores que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un buen destino para hacer esnórquel. Si andas escaso de ideas, te recomendamos consultar nuestro artículo con los mejores destinos para hacer esnórquel. Y por supuesto, para llegar allí, nada mejor que utilizar el buscador de vuelos baratos de baratos de liligo.com.

3. Lleva el equipo necesario

Además del tubo y las gafas de bucear (obviamente), es recomendable llevar una camiseta y pantalones para estar más protegido del sol. Para aguas frías puedes optar por un traje de neopreno. Para los que no quieran cargar con su equipo durante el viaje, en los lugares populares de esnórquel suele ser habitual disponer de equipos de alquiler. Si no eres muy buen nadador, también puedes alquilar un chaleco salvavidas.

4. Y sabe usarlo

Es importante familiarizarte con el equipo y practicar la respiración en aguas poco profundas. Las gafas nuevas se pueden lavar con jabón o detergente, y para desempañarlas, nada mejor que un poco de saliva.

5. Lleva una cámara submarina

Mientras haces esnórquel seguro que verás escenas preciosas que querrás inmortalizar, así que no te olvides llevar una cámara submarina o con carcasa sumergible. Y si no tienes, seguro que conoces a alguien que te la pueda prestar.

fotografía submarina

6. No olvides la crema protectora

Estarás mucho tiempo bajo el sol, así que no te olvides la crema solar de alta protección y resistente al agua. En ciertos lugares también es recomendable utilizar algún tipo de gel antimedusas: lo agradecerás si te cruzas con alguno de estos urticantes cnidarios. Algún desinfectante o antiséptico también te vendrá bien si te haces alguna herida o te cortas.

7. Mejor no tocar nada

Los arrecifes de coral son delicadas estructuras que han tardado miles o incluso millones de años en formarse… así que presta atención y no las destruyas por ser descuidado o, peor aún, porque te parezca bonito y quieras arrancar un pedazo de recuerdo. Te recomendamos prestar especial atención cuando estés en aguas someras, donde no es bueno llevar aletas. De hecho, todos los animales y plantas marinas merecen ser respetados por su bien y por el tuyo, ya que algunos pueden ser tóxicos o causar heridas.

mar

¿Practicas esnórquel? ¿qué otros consejos nos darías?

Foto: Hani Amir, bpkfishinglodge, hankplank, sutrebor / Flickr cc.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti