El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Te mostramos qué ver y hacer en uno de los destinos insulares más deseados de Europa.

A 1.000 km de Europa se encuentra el Archipiélago de Madeira, elegido por los World Travel Awards como mejor destino insular del mundo en 2015, 2016, 2017 y 2018. ¡Ahí es nada! Y es que este grupito de islas es pequeño pero matón. En su isla principal, Madeira, de apenas 740 km2, se concentra un encanto natural y cultural totalmente desacostumbrado. En este artículo te mostramos qué ver y hacer en esta pequeña isla macaronésica. Un destino turístico que vale mucho la pena, sobre todo por la interesante oferta de vuelos baratos a Portugal que ofrecen aerolíneas como TAP Portugal.

Centro de Funchal

Funchal es la capital de Madeira, una ciudad costera de apenas 112.000 habitantes que, sin embargo, da mucho de sí. Un primer contacto puede ser su Zona Velha, una encantadora área colmada de monumentos como su pequeña pero coqueta Catedral de Funchal. Allá donde mires te sentirás sorprendido, incluso si lo haces al suelo: la Zona Velha está cubierta por el imaginativo adoquinado tan típico de las ciudades portuguesas. Además, es una ciudad con numerosas celebraciones y festivales que son todo un complemento a su colorida vida. Nos referimos, por ejemplo, a los Fuegos Artificiales de Año Nuevo, considerado uno de los más grandes del mundo, su Carnaval y el Festival de las Flores.

Funchal, capital de Madeira

Jardín Botánico

A sólo 3 km del centro de Funchal encontrarás esta réplica en miniatura del Edén. Construido en 1960 como iniciativa particular de la familia Reid’s, hoy es propiedad del Gobierno, por lo que es totalmente visitable. En él encontrarás hasta 2.000 especies de plantas. El diseño de sus jardines es fantasioso y multicolor, por lo que visitarlo es siempre una experiencia estimulante para los sentidos. Además, desde estos jardines podrás disfrutar de vistas privilegiadas a la ciudad y al Atlántico. El precio de la entrada es de 5,50 € para los adultos y de 2 € para los jóvenes entre 6 y 18 años.

Santana

A 40 km de Funchal se encuentra la pintoresca localidad de Santana. Con apenas 9.000 habitantes, Santana es una gran opción para adentrarse en un lugar de gran valor paisajístico y cultural. En Santana podrás admirar, además de su entorno natural repleto de hortensias, construcciones de gran importancia artística como la Iglesia Matriz de San Jorge o la Capilla de Santa Ana, ambas construidas en el siglo XVII. Sin embargo, lo más conocido y encantador de Santana son sus tradicionales casitas triangulares de techo de paja.

Santana (Madeira)

Carreiros do Monte

Un plan muy interesante para subir la adrenalina al mismo tiempo que vivimos en nuestras propias carnes la Madeira más tradicional. Y es que los Carreiros do Monte se basa en una práctica surgida en el siglo XIX para conectar Monte (un pequeño pueblo situado en las montañas) con Funchal. Dos hombres vestidos de blanco y con sendos sombreros de paja son los encargados de empujar un cesto sobre el que se sientan los turistas durante un recorrido de 2 km. Apenas 10 minutos en el que pueden alcanzarse hasta velocidades de 48 km por hora. Una actividad muy divertida que se cuenta entre las principales atracciones turísticas de la isla.

Bosque de Laurisilva

Este bosque húmedo subtropical de casi 15.000 hectáreas (el 20% de la isla) es uno de los entornos naturales con mayor diversidad de plantas del mundo. Pertenece al Parque Natural de Madeira y fue declarado Patrimonio Natural por la UNESCO por razones tan sobradas como su biodiversidad: en este entorno encontrarás laurel, tilos, musgos, berozos, acebos, orquídeas, alhelíes, agracejos… Si te gusta la naturaleza, el Bosque de Laurisilva de Madeira colmará tus expectativas. Para conocerlo te recomendamos alguna de los múltiples recorridos guiados, algunos de ellos de entre 5 y 7 horas, que son una muy completa vía de entrar en contacto con este ecosistema de excepción.

Bosque de Laurisilva, Madeira

Las Levadas

Las levadas son canales de agua creados por los portugueses en el siglo XVI para abastecer a la región sur de la isla, menos húmeda que el norte. Existen hasta 2.500 kilómetros de estos pequeños canales que hoy constituyen rutas de senderismo únicas para explorar la riqueza natural y paisajística de Madeira. Estas rutas están en muchos puntos de la isla, tanto bordeando la costa como en el interior. Puedes escoger tu ruta según la zona de la isla que te interese más conocer. Eso sí, además de llevar contigo calzado cómodo, nunca está de más que metas en tu mochila alguna linterna dado que algunos tramos discurren por túneles.

Las Levadas en Madeira

Porto Santo

Si después de visitar la isla de Madeira te has quedado con ganas de más, te recomendamos que te des un salto a la vecina isla de Porto Santo. Una ínsula todavía sin explotar que ofrece playas de gran belleza. Sin embargo, eso no es todo; en Porto Santo también podrás visitar lugares de interés cultural y paisajístico como la Casa-Museo de Cristóbal Colón, el Jardín Botánico, los Miradores de Portela y la Fonte da Areia. Para viajar a Porto Santo desde Madeira, puedes comprar tus billetes de barco en el puerto de Funchal por un precio de alrededor 50 € ida y vuelta.

Porto Santo (Archipiélago de Madeira)

 

IMG: iStock.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti