El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

España, con su extensión de territorio y diversidad de climas y paisajes es uno de los países europeos con mayor biodiversidad. Y uno de los campos donde mejor se manifiesta esta riqueza es en las especies endémicas españolas. Una serie de especies animales que sólo encontrarás en nuestro territorio. En este artículo te mostramos las más importantes y curiosas para que planifiques un viaje bestial. Y, si quieres más información, te sugerimos también un viaje por Canadá y sus animales más importantes, así como este artículo donde te informamos sobre cómo ser respetuoso con los animales haciendo turismo.

Lince ibérico

No podemos comenzar esta lista por otra especie que no sea la reina de la fauna endémica española: el lince ibérico. Se trata, como ya sabes, de una especie felina muy amenazada que destaca por sus orejas puntiagudas y sus graciosas patillas. Se estima que hoy en día existen casi 1200 ejemplares, un gran avance dado que hace no tantos años los ejemplares de este felino apenas llegaban al medio millar. El mejor lugar para verlos es en Doñana. Lo mejor es desplazarse al Observatorio del Lince Ibérico localizado en el Centro de Visitantes El Acebuche. Allí, en compañía de un guía podrás observarlos, eso sí, desde lejos. La opción más segura y, por cierto, la más interesante para el naturalista dado que no interferirás en lo que está haciendo.

Lince ibérico bebiendo

Urogallo occidental

El urogallo occidental es la especie de urogallo más grande y, hoy en día, únicamente se distribuye en dos zonas: la cornisa cantábrica y algunas zonas del Pirineo. Se trata de una especie, en especial el cantábrico, gravemente amenazada porque en 2019 apenas se llegaba a los 200 ejemplares. De hecho, esta especie se ha reducido en un 83% desde 1970. Razón por la cual lleva años recabando la atención de las instituciones, que han desarrollado una gran variedad de proyectos para protegerlo y conservarlo. El problema para verlo es que se trata de una comunidad realmente reducida. Además, el urogallo es una especie bastante tímida que rehúye cualquier contacto. Será, como te decimos, difícil verlo, pero tal vez te lo puedas topar en un lugar donde sí es un habitual: el Parque Natural de Redes en Asturias.

Urogallo cantábrico

Íbice ibérico

El íbice ibérico o cabra montés, es otro de los iconos de la fauna ibérica que seguramente recuerdes de haber visto en los inolvidables documentales de Félix Rodríguez de la Fuente. Se trata de un bóvido que acostumbra a frecuentar zonas muy rocosas de España y el norte de Portugal. El principal problema para verlo es su hábitat, lugares indómitos a los que no es fácil acceder ni moverse. Sin embargo, en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén podrás encontrar tours que te facilitarán su avistamiento.

Íbice ibérico

Lobo ibérico

Del «que viene el lobo» de antaño ya queda más bien poca cosa. Casi se diría que es al contrario: «que viene el hombre». Y es que el lobo ibérico es una de las especies más amenzadas, sobre todo por la caza. El último censo determinaba que quedaban en España entre 2.000 y 2.500 lobos. La mayoría de lobos ibéricos se concentran al norte del Duero y abarcan las regiones de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria. También se pueden ver, aunque en menor medida, en Jaén, sobre todo en la Sierra de Andújar y Despeñaperros. Un lugar apropiado para avistarlo de manera seguro es la Sierra de la Culebra, en Zamora. Existen actividades que te internarán en sus parajes para tratar de avistar al lobo salvaje, seguir sus huellas e incluso hablar con pastores que te cuenten cómo lo hacen para defender a sus ovejas.

Lobo ibérico

Oso pardo cantábrico

Estamos ante una de las especies más especiales (valga la redundancia) de la fauna ibérica. Un animal tan majestuoso y voluminoso (pueden pesar hasta 250 kg) como amenazado. Aunque podemos ser optimistas dado que su resurgir ha sido casi milagroso: en 30 años ha pasado de 50 ejemplares a 320. Algo que hubiera sido imposible sin el duro trabajo de naturalistas y biólogos que han trabajado duro con ayuda institucional y del a Fundación del Oso Pardo. El mejor lugar para avistarlos es el Parque Natural de Somiedo en Asturias. Se recomiendan especialmente dos miradores: el mirador del Príncipe en La Peral y el mirador de Gúa. Estos miradores te proporcionarán buenas atalayas donde avistar osos sin interferir en su itinerario. Es por eso que te aconsejamos que vayas provisto de unos buenos prismáticos.

IMG: Wikipedia CC.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti