El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Al más puro estilo de las películas de ficción nos llega una historia muy real, esta es la vida de Jeffrey Hawkins, un vagabundo que vivió de hotel en hotel durante dos décadas hasta que decidió “entregarse”. Esta es la historia de un tipo listo…

Vivir de hotel en hotel, de resort en resort puede que no sea lo más agradable del mundo. Pasarse 20 años durmiendo y viviendo en estos casi no-lugares puede que sea demasiado impersonal… a no ser que la alternativa sea vivir en la calle o en un albergue para sin techo…

Esta es la historia de un tipo de listo, de alguien que supo jugar con un sistema que deja al descubierto más y más sus carencias, sus fallos y limitaciones de seguridad. Descubrid con nosotros a Jeffrey Hawkins, el vagabundo que vivía de hotel en hotel.

Pero, ¿cual es su historia?

Que nuestro sistema es más que imperfecto ya no debería sorprender a nadie, que las falsas riquezas reflejadas en dígitos de una cuenta bancaria no siempre son de lo más fiable, no es nada nuevo. Y bueno, al fin y al cabo tampoco debería serlo que alguien juegue sus cartas para sacar sus beneficios de esto, pues esta a la orden del día. Solo que en este caso nuestro protagonista no es un banquero, un político, un rico hombre de “negocios”,… No, no, es un vagabundo…

Jeffrey Hawkins, estadounidense de 49 años de edad, con una gran memoria y en el paro desde los 90′ podría ser el inicio de un perfil para nuestro protagonista, un tipo que ha sabido jugar con el mundo del dinero plástico.

Su gran capacidad para memorizar los números de las tarjetas de créditos, sus fechas, números de seguridad, comprobantes de pago… le ha brindado una vida un tanto peculiar. De hecho, en Coronado Springs, un resort turístico en Florida propiedad de Disney, aseguran que el importe estafado alcanza los 18.000 euros en 26 incidentes diferentes.

Pillado

O más bien entregado, pues debería ser lo más correcto. La policía nunca detuvo a este “tipo listo”, como ellos mismo lo definían. Más bien él se cansó de huir y se entregó, con lo que no van a poder presumir de su captura…

Ahora se enfrenta a las acusaciones de falsificación de documentos, tráfico de tarjetas robadas, uso fraudulento de las mismas,… Ahora, esta mente brillante deberá hacer frente a una fianza de 2.900 dólares si quiere salir de la cárcel. Suponemos que solo aceptarán pagos en efectivo…

Pero, ¿qué os parece a vosotros su historia?

Foto: Greencolander

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti