El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

El tiempo de los calçots llega cuando la temperatura empieza a refrescar (alrededor del mes de noviembre) y dura hasta bien entrado el mes de marzo. Las “calçotadas” son, sin lugar a dudas, una de las más grandes celebraciones  de la temporada de invierno entre familia y/o amigos. A principios del mes de febrero, cuando ya ha pasado el apogeo de las fiestas populares, incluyendo la tradicional calçotada de Valls que, desde 1982, se celebra cada año a finales del mes de enero, queremos explicarte que esto todavía no se ha acabado.

Te contamos cómo y dónde acabar de disfrutar de esta segunda parte de la temporada.

Casa Fèlix

Sin lugar a dudas, Valls es el mejor lugar donde ir a comer una calçotada. De hecho, es en esta misma ciudad donde remonta la tradición de los calçots. En Casa Fèlix lo saben y por esto han preparado el menú pensando en ofrecer lo más tradicional de la forma más genuina. Además, el restaurante se encuentra apartado del murmullo de la ciudad (y, a la vez, es de fácil acceso situándose a la prudencial distancia 20 minutos de Tarragona, en coche), en un entorno natural caracterizado por el amplio predominio del paisaje mediterráneo.

Cocción de calçots a la parrilla. Habitualmente, se aprovecha la ocasión para acompanyar la comida con una parrillada de carne.

Font de les planes

Si eres de los que prefieren las celebraciones al aire libre, preferirás optar por hacer tu calçotada en la Font de les Planes. Se trata de uno de los restaurantes-merendero tradicionales que se fueron instalando en el corazón de la Sierra de Collserola , al lado de los manantiales y de las fuentes naturales de agua, en el parque natural. Aunque en el comienzo de sus tiempos el restaurante era el punto de llegada después de una caminata por la naturaleza de Collserola, hoy en día se puede acceder a él fácilmente gracias a los ferrocarriles. Por lo que hace a las calçotadas, se ofrecen hasta tres posibilidades que puedes consultar aquí , aquí y aquí.

Ingredientes para la elaboración de la salsa de los calçots, el romesco, e imagen de la textura que adopta el resultado final.

La Pedrera

El restaurante La Pedrera, situado en el municipio de Canyelles , es el mejor lugar para disfrutar de un día de actividades en grupo que culminarán con la calçotada. Antes de sentaros a la mesa, podréis ir cogiendo el apetito practicando el tiro en arco o bien jugando a golf de montaña de forma absolutamente gratuita y, si lleváis niños, podréis disfrutar de la tranquilidad que os brindará la presencia de una monitora infantil. Después de la calçotada, el restaurante os sorprenderá con una sobremesa musical con coreografías. El menú de calçots se puede escoger entre dos opciones: acompañándolos con una parrillada de carne, o con alcachofas y paletilla de cordero.

¡Buen provecho!

Fotos: Wikipedia

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti