El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Que en EEUU algunas “obsesiones” rozan el límite del surrealismo no es nada nuevo, que las libertades, incluyendo la red, están cada vez más limitadas es un hecho,… Sin embargo, que detengan a dos jóvenes y los traten como terroristas por “tuitear” algunas cosas que no van más allá de un broma parece que cruza todos los límites. He aquí una historia que pasa el surrealismo, bienvenidos a la seguridad en Estados Unidos de América… 

Supongamos que queréis hacer un viaje, compráis unos vuelos a EEUU porque os parece una buena idea y habéis visto que el precio es muy atractivo, preparáis visados y os dirigís al aeropuerto. Nada extraño, ¿no?

Como suele pasar antes de un viaje, hacéis algún comentario en las redes sociales haciendo alusiones televisivas y alguna que otra expresión coloquial,… Todo muy normal, al menos hasta llegar a suelo estadounidense, momento en el que os detienen a ti y a tu pareja de viaje. Os llevan a una sala de interrogatorios por separado y os meten en una celda con traficantes. Entonces pensáis, ¿qué ha pasado? ¿Por qué os tratan como terroristas?

La historia (real) de Leigh Van Bryan y Emily Bunting

Lo antes descrito es a grandes rasgos la historia de una pareja de amigos, de 26 y 24 años respectivamente. Ambos se vieron en una situación que pese a todo lo que ya hemos visto y oído sorprende por como roza el absurdo más profundo.

El tema es que Leigh hizo algún comentario en su cuenta de Twitter que no gustó nada al Departamento de Seguridad Nacional, quienes lo tomaron como una amenaza directa. Tanto, que tras intentar aclarar el mal entendido, fueron deportados de vuelta al Reino Unido. Y menos mal que sus rasgos no los ponían aún más (y por supuesto sin sentido) en los peculiares radares de la seguridad estadounidense…

¿Qué ponía el Twitter?

Básicamente hay dos, aunque en cada caso suena más a broma que el anterior:

  • Primer tuit: “Free this week for a quick gossip/prep before i go and destroy America”, lo que viene a significar algo así como “Libre esta semana para un cotilleo rápido/ preparándome antes de ir y destruir América”, un equivalente al “vamos a quemar la ciudad” haciendo referencia a la fiesta y lo bien que se lo van a pasar…
  • Segundo tuit: “3 weeks today, we’re totally in LA pissing people off on Hollywood Blvd and diggin’ Marilyn Monroe up!”, que quiere decir «en tres semanas estaremos en Los Ángeles meándonos en la gente de Hollywood Boulevard y desenterrando a Marilyn Monroe», ¿os suena? Sí, es una frase de la popular serie “Padre de Familia”…

Las consecuencias de algo en principio tan inocente como esto supusieron cinco horas de interrogatorios en las que los jóvenes no creían lo que oían, intentaban explicar el significado real (y la verdad es que bastante común) de su “vamos a destruir América”.

Respecto al segundo “tuit”, tomado al pie de la letra, pretendían explicar que de hecho se trata de una frase de una serie estadounidense… Pese a todo, mientras registraban su equipaje buscando a fondo palas y similares, le preguntaban a la chica si ella era la encargada de vigilar mientras el chico desenterraba a la antigua estrella…

Por supuesto, después de esto, los metieron en una prisión con narcotraficantes. Según sus propias palabras pasaron tanto miedo como ganas de reír les entraban en ocasiones al ver lo absurdo de todo, el sin sentido en el que se estaban viendo envueltos.

Sea como fuere, unas 12 horas después fueron deportados de vuelta a casa con escala en París antes de aterrizar en Londres, y si pretenden entrar de nuevo en “el país de las libertades” deberán obtener un visado especial (que por cierto, posiblemente no podrán obtener en una buena temporada, por terroristas…).

Como dice Leigh: «Ahora es algo gracioso, pero en su momento pasamos mucho miedo«. ¿Lo primero que hizo el chico? Hacer privada su cuenta de Twitter, no sea que un día diga que quiere comerse el mundo e inmediatamente tenga a la CIA en la puerta de su casa armada hasta los dientes…

Y a vosotros, ¿qué os parece esta historia? ¿Estáis pensando en viajar a EEUU?

Si la respuesta a la segunda pregunta es afirmativa, ya sabéis, mucho cuidado con lo que decís y escribís, que sabemos que sois peligros potenciales…

Foto: Hunter-Desportes

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


6 comentarios to “Deportados por un Tweet

  1. Me «pidieron» el portátil y me dieron una hoja para que pusiese usuario y contraseña de Gmail, Facebook, LinkedIn y Twitter. Y el interrogatorio no dura media hora, que te estás tus 5 horas entre risas, insultos indirectos y amenazas. En mi caso me dijeron que no era apto para entrar. Eso es todo. En la prisión, en la celda de aislamiento donde te ponen al llegar, recuerdo que ponía, rascado en la pintura, Portugal. Lo veía una y otra vez, como algo cercano «a casa». Y un oficial de inmigración me contó que ese día deportaban a otro español «más o menos como tú» que le sonsacaron, sea lo que sea eso, que hacía un par de años había trabajado de camarero un fin de semana en EEUU. Iba para una entrevista de trabajo y no lo dejaron entrar. Esto debería convertirse en un libro, pero aún no me veo buscando y entrevistando a más gente. Te sientes un poco «víctima busca víctimas».

    1. O_O pues no veas como se las gastan… No apto y a prisión… De verguenza los métodos usados…
      Desde luego da tema para escribir un libro o hacer un documental… ojalá se animen a contar la historia más «víctimas» del país de las libertades y se pongan en contacto contigo. En realidad pese a que es algo que se sabe que pasa no se llega a pensar que puede alcanzar esos extremos…
      Un abrazo y suerte con la «búsqueda», supongo que no tendrás muchas ganas de viajar a EEUU después de eso… Increíble…

      1. Y no esperes de mi un estereotipo conflictivo. 30 años, clase media, buen trabajo, profesional reconocido. ¿Ganas de volver? Es una pregunta complicada. De todos modos los que pasamos por eso ya no podemos ir tan libremente. Ahora debemos pasar por la embajada en Madrid, para pedir por favor y sonriendo que nos dejen volver. Y si te vuelven a parar, auqnue vayas con un visado desde aquí, todo es peor y te enfrentas a meses de cárcel y juicios.

        No les gustamos, los europeos les parecemos de segunda clase. No tienen problemas en decírtelo.

        Cosas que tiene la vida 🙂 Tendré las mejores anécdotas de todos los abuelos del cole 😉

        1. No quiero ni pensar como pueden llegar a tratar a aquellos que pueden aparentar un perfil más «diferente» o «radical» (por llamarlo de alguna forma)…

          Pufff muy triste el comportamiento y actitudes, somos el viejo continente, no somos nada para ellos… triste, muy triste (más teniendo en cuenta que es un país de inmigrantes…).

          Aunque la verdad es que al menos anécdotas para contar sí que tienes, serás el abuelo más molón y aventurero del cole, jejejeje… 🙂

          Saludos!!!

  2. Yo pasé por lo mismo. A mi me imprimieron mi muro de Facebook y mis fotos del portátil. En mi caso fue un «os echaré de menos» y las despedidas de loa amigos. Hay mucha gente que ha pasado por esto en España, pero nadie lo cuenta. Yo lo conté y la gente empezó a responder. Cuando te ves engrilletado de pies y manos o vestido de azul en una prisión o en una celda de aislamiento… Aquí dejo mi comentario. Ánimo si alguien que lo ha pasado lee esto. Estaría bien que comentase. Un abrazo.

    1. Hola Anon!
      Pufff, pues no veas no? Si no es mucho preguntar, qué argumentaron para decir que podías ser «peligroso» para EEUU? Cualquiera podía acceder a tu muro? Esto es para quedarse con la boca abierta y no parar… Curioso comportamiento de los «adalides de la libertad», así está el mundo… Muy triste que esto pase… Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti