El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Rumanía es un país por el que cada día más turistas se interesan. Y es que encantos no le faltan: increíbles paisajes, palacios, castillos y leyendas te están esperando.

Hablar de Rumanía es hablar de castillos, palacios, paisajes y entornos naturales difíciles de encontrar en otros lugares. Aunque durante mucho tiempo no se encontró entre los países que más interés turístico atraían, esta situación ha cambiado. Recientemente, ha tenido lugar un descubrimiento del país a nivel histórico, cultural y natural que muchos turistas ya han tenido oportunidad de disfrutar. Tanto es así que compañías aéreas han apostado por este país para que los viajeros puedan comprobar toda su belleza personalmente. Varias aerolíneas ofrecen vuelos low cost para dar la posibilidad de volar a Rumania a un coste bajo. Si vas a poner rumbo a Rumanía te aconsejamos que antes de reservar eches un vistazo a nuestro artículo sobre la política de equipaje de Blue Air, la aerolínea que más frecuencias y vuelos baratos ofrece para viajar a este país.

El encanto cultural, histórico y natural de Rumanía

La cultura y el idioma son una combinación de la influencia mediterránea y el mundo oriental, turco y ruso. La situación geográfica de Rumanía es también un misterio para la mayoría de la población mundial; sin embargo, hay que destacar que está situado en una llanura gigante dividida por los Montes Cárpatos. El país se cierra por el Danubio al sur, lo que ha animado a los turistas a contratar cruceros fluviales para conocer todos los encantos de este lugar. Internacionalmente Rumanía se conoce por su historia ajetreada repleta de mitos como el Conde Drácula. Aunque el país ha permanecido aislado durante mucho tiempo, desde el año 2007 pertenece a la Unión Europea y continúa realizando esfuerzos por integrarse económica y políticamente.

Rumanía cuenta con hasta ocho monumentos o lugares que son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La arquitectura que se encuentra en Rumanía puede compararse con pocos países del mundo, pues destacan multitud de iglesias, monasterios y templos construidos con materiales de madera. También destacan sus fortalezas y palacios conocidos popularmente por el cine de terror, pero más que miedo producen admiración cuando se observan de primera mano.

Pero el motivo principal por el que recomendamos visitar Rumanía se debe a los espectaculares espacios naturales que se encuentran alrededor de todo el país. Las costas del Mar Negro y sus balnearios de la época comunista ofrecen un entorno relajado de gran belleza natural.

Qué hacer en Rumanía: los 5 lugares más impactantes del país

Rumania tiene mucho que enseñar al mundo. Hay para todos gustos: para los amantes del esquí, para quienes quieren fascinarse con castillos y palacios, así como para los más naturalistas.

Poiana Brașov, el lugar ideal para los amantes del esquí

Poiana Brașov es una estación de esquí situada a 12 kilómetros de distancia de la ciudad de Brașov, a una altura de 1030 metros sobre el nivel del mar. La estación está rodeada por cuatro montañas de gran altura: Postăvaru (1,799 m), Piatra Craiului (2,238 m), Bucegi (2,505 m) y Piatra Mare (1,848 m). De modo que no hay ninguna duda del espectáculo visual que proporciona este lugar. Se trata de un centro turístico internacional con 12 pistas de esquí con diversas dificultades adaptadas a todos los niveles. Además, la oferta hotelera, de restaurantes, así como la cantidad de servicios de ocio y tiempo libre es prácticamente ilimitada.

Poiana Brasov, en Rumanía

Castillo de Bran, historia y cultura van de la mano

El Castillo de Bran, también conocido como El Castillo de Drácula, es una fortaleza medieval atraída por multitud de turistas por la historia que encierra tras sus puertas. Este monumento nacional está situado cerca de Transilvania y se trata de una de las construcciones más famosas del país, ya sea por su riqueza arquitectónica, su antigüedad y su vínculo con el popular y conocido vampiro Drácula. Su sentido histórico radica en que Stoker, el creador de Drácula, se inspiró en Vlad Tepes ¨El empalador¨, uno de los tres hijos legítimos de Vlad II Drácula. Algunas lenguas dicen que Vlad Tepes nunca vivió en el Castillo de Bran, pero así se ha extendido popularmente la leyenda. Quitando toda la trama histórica y los mitos legendarios, el Castillo de Bran, construido en 1212, es un edificio de gran atractivo con una arquitectura única. Una visita turística obligatoria para cualquier persona que visite Rumanía.

Castillo de Bran (Rumanía)

Palacio del Parlamento rumano, la joya de Bucarest

El Palacio del Parlamento rumano está localizado en el centro de la ciudad de Bucarest, por encima de la Colina Spirii, donde está la sede de las dos cámaras de dicho Parlamento. Se trata del edificio administrativo civil más grande de Europa y el segundo del mundo. Fue planificado por el principal Instituto de Ingeniería de Bucarest llamado ¨Proiect București”, y bautizado como ¨la Casa del Pueblo¨. Después de la caída del régimen socialista, el monumento fue nombrado por el Estado como lo conocemos en la actualidad, aunque los rumanos lo siguen llamando ¨la Casa del Pueblo¨. Para quienes quieren visitar el Palacio, se requiere de una reserva con anterioridad, ya sea mediante Internet o vía telefónica.

Rumanía

Lago Bâlea

El lago Bâlea es un lago glacial situado a una altura de 2040 metros desde el nivel del mar, en las montañas de Fagaras y Sibiu, ciudades que están a 77 y 68 kilómetros respectivamente. En verano se puede llegar fácilmente en coche mediante el camino de Transfăgărăşan. Recomendamos el alquiler de coches en Rumanía en casos como este, pues es la forma más fácil de alcanzar este lugar, así como muchos otros a los que se puede llegar en apenas unas horas.

Lago Balea, en Rumanía

Puertas de Hierro, el parque nacional más rico del mundo

El Parque Nacional de Las Puertas de Hierro es un valle transversal en los Cárpatos, un área extensa de 120 kilómetros. Este lugar es uno de los más ricos en flora y fauna de Europa, pues la diversidad de hábitats que contiene propicia una variada fauna compuesta por diferentes especies de peces, reptiles, mamíferos y aves que difícilmente se pueden encontrar en el resto del continente. Está situado en la zona de Cazanele, traducido como ¨calderas¨, este nombre proviene del estado del agua que le rodea, ya que parece estar hirviendo. En Cazanele Mari se aprecia perfectamente, donde se encuentra una roca llamada Babacai, lugar en el que los marineros se detenían a orar. Se observa una fascinante cadena de montes creando un paisaje con paredes verticales que salen del fondo del río. Además, se pueden encontrar cuevas donde se han hallado restos paleolíticos antropomorfos (herramientas de piedra y cerámicas); algunos ejemplos son la Cueva Cuina Turcului y la Cueva Clemente. Sin duda, el espectáculo está garantizado.

Cazanele Mai, en Rumanía
Canazele Mai
IMG: iStock

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti