El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Tras el interminable invierno ruso, llega la primavera, una estación ideal para visitar este país que es casi un continente en si mismo (o dos…). En el mes de junio, el sol nunca se pone al norte y, es en ese momento, cuando la ciudad de San Petersburgo se cubre de un peculiar y atractivo manto ambiental, es el momento de su famosas “Beliye Nochi”.

Situada en el paralelo 60, San Petersburgo es la ciudad más septentrional del mundo. La penumbra en los momentos del solsticio de verano no dura más de dos horas en la ciudad de “Pedro el Grande”. La “Beliye Nochi” está programada oficialmente para este curso entre el 11 de junio y el 2 de julio de 2012, aunque lo cierto es que las noches son brillantes (o más bien luminosas…) poco antes y poco después de esas fechas.

Sin embargo, este fenómeno no es exclusivo de esta ciudad rusa, pues hay otras que se encuentran en la misma latitud como Oslo o Estocolmo. Aunque lo cierto es que en esta ciudad norteña este evento cíclico es más fuerte que en otros lugares. De hecho, casi se podría decir que ninguna otra ciudad puede competir con la poesía que envuelve a San Petersburgo.

Este romántico ambiente inspiró a Fedor Dostoyevski para su novela “Beliye Nochi”, publicada en 1848. En ella se relatan las andanzas nocturnas de un joven ruso que conoció a la dulce Nástenka.

Lo cierto es que la ciudad se convierte en un lugar perfecto para las parejas que quieran pasar un fin de semana mágico paseando por las orillas del Neva o por los canales que atraviesan su espacio, lo que le valió el sobrenombre de la “Venecia del Norte”. ¿Te animas a volar a San Petersburgo?

¿Qué ver? ¿Qué hacer?

La otrora capital del Imperio Ruso, la cuna de la Rusia de hoy, es un importante eje por su belleza e importancia cultural a nivel mundial. Y lo cierto es que, en torno al solsticio de verano, la vida bulle y la programación resurge de entre sus cenizas invernales.

  • A orillas del Neva: es en el entorno de su río, a su orilla, el lugar más habitual para las reuniones que buscan el disfrutar de una ciudad efervescente. Las vistas al Hermitage, el museo más grande del mundo y con infinidad de eventos organizados en esta época del año, la Fortaleza de Pedro y Pablo, donde habitaban los zares desde tiempo de Pedro el Grande…
  • Alye Parusa: desde de la Segunda Guerra Mundial se celebra el “Alye Parusa”, el fin del año escolar, con un espectáculo de fuegos artificiales sobre el río Neva. Este es el punto culmen de estas noches de insomnio. Más que llamativo…
  • Dvortsovaya Ploshchad: actuaciones con estrellas de renombre internacional como McCartney o los Rolling Stones, nada más y nada menos, en la plaza principal.
  • Carnavales: el más interesante quizás sea el que se celebra en el distrito de Peterhof, se representan escenas de la historia rusa.
  • Teatro Mariinsky: sería un verdadera lástima pasar por San Petersburgo y no disfrutar de una ópera o un ballet en este mítico escenario. Podemos disfrutar de obras de grandes artistas como es el caso de Nureyev.
  • Calle Rossi: pasear por la avenida Nevsky Prospekt, la avenida principal de San Petersburgo, que recorre los 4,5 kilómetros desde el Palacio de Invierno al Monasterio de Alexander Nevsky. Llendo por el “Nevsky Prospekt” llegamos a la calle “Rossi”, la calle de las dimensiones perfectas…

Y vosotros, ¿ya conocéis esta impresionante ciudad? ¿Qué nos recomendaríais?

Fotos: vlad2342 y georg.schmidt, Sami Hyrskylahti, Oleg Mirabo, pthread1981, dalbera / Flickr cc.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti