El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

En otros artículos te hemos hablado de los grandes monumentos de España. Por ejemplo, en nuestro artículo sobre las catedrales más bonitas de España o los edificios de vanguardia más curiosos de España. Pero en nuestro país proliferan también edificios extraños, curiosos y extravagantes. Muchos de ellos atesoran una gran belleza y vale mucho la pena visitarlos. Si quieres unirte a nosotros en este tour bizarro por los edificios mas originales de España… ¡sólo sigue leyendo! Y, si quieres seguir explorando rarezas, aquí te dejamos nuestro artículo sobre los edificios más raros y curiosos del mundo.

Raro y genial: Teatro Museo Dalí (Figueras)

¿Hay una manera mejor de comenzar una lista de estas características que con este monumento? Ubicado en la localidad natal del pintor, constituye un espacio que alberga parte de las obras que el artista legó al Estado. En su interior podrás contemplar auténticas obras maestras, como su retrato de Mae West elaborado con elementos de una sala de estar. Pero si lo traemos a esta lista es por su aspecto exterior. Aunque en principio se trataba de un teatro neoclásico del siglo XIX, muy convencional y formalito, la reforma realizada para inaugurarlo en 1974 como Teatro Museo de Dalí cambió para siempre su forma. Y es que la fachada es un auténtico abanico de los símbolos que caracterizan el imaginario demente de Dalí. Así, podemos ver huevos gigantes rematando la torre o un sinnúmero de panes dorados pegados en una llamativa fachada de color rojo. En definitiva: Dalí en estado puro.

Teatro Museo Dalí en Figueras

Extravagancia aristocrática: la Casa de las conchas (Salamanca)

Este edificio es una de las estrellas de una ciudad ya de por sí extraordinaria en lo arquitectónico. Construida a caballo entre el siglo XV y XVI es un exponente de lo que se denomina plateresco, un estilo de transición entre el gótico tardío y el renacimiento (denominado a veces como «estilo Reyes Católicos»). Pero lo verdaderamente importante es lo que hace a este edificio algo de lo más singular: su fachada recubierta por conchas talladas en piedra. Nada más y nada menos que 300 de estas figuras embellecen la fachada, pero, curiosamente, no están talladas en los sillares sino adheridas mediante un gancho. Algo que nos lleva a pensar que podrían ser un añadido posterior. Más misterioso aún es el porqué de este elemento decorativo. Algunas teorías piensan que era un intento de sus promotores, la casa Maldonado, de enfatizar su pertenencia a la orden de Santiago.

Casa de las Conchas en Salamanca

Excéntrico e iniciático: el Parque del Pasatiempo (Betanzos)

El Parque del Pasatiempo fue una curiosa iniciativa de Juan García Naveira, un indiano gallego que retornó a Galicia con la intención de crear un parque que, en aquel entonces, se denominaba «pedagógico». Es decir, un equivalente a nuestros modernos parques temáticos. La idea era diseñar un recorrido, entre iniciático didáctico en múltiples materias. Así, encontramos monumentos que hacen alusión a la historia de España, a monumentos del mundo como la Muralla China, e incluso un curioso relieve que muestra un árbol conceptual sobre cómo prosperar y hacer dinero. Todo ello complementado con espacios de gran belleza como estanques, grutas, laberintos, parques y esculturas. El conjunto no puede desprenderse de cierto aire desaliñado, una característica que, lejos de restarle encanto, le confiere una atmósfera de extravagancia muy seductora. De hecho, no son pocos los que intentan explicar este hecho proponiendo que existen significados ocultos, como el de simbolizar una iniciación masónica.

Gruta del Parque del Pasatiempo en Betanzos

Locura de juventud de Gaudí: El Capricho (Comillas)

Este edificio es quizá el mejor de los monumentos diseñados por Gaudí fuera de Cataluña. De manera similar al Parque del Pasatiempo, fue el proyecto de un indiano, Máximo Díaz de Quijano, que planeó tener una residencia veraniega en Comillas. El Gaudí que lo diseñó aún no era el arquitecto consagrado que todos conocemos, sino un voluntarioso joven de 30 años que aún estaba buscando su estilo. Es por ello que aún se encuentran detalles que remiten a estilos eclécticos y orientalistas tan de moda en aquel entonces (allá por el 1883). Los materiales empleados son de una gran riqueza (ladrillo, teja, azulejo o hierro) y son usados, además, con funciones decorativas. En definitiva, si eres un admirador de la obra del genio catalán no puedes pasar por alto esta incursión en comillas.

El Capricho de Comillas, de Gaudí

Raro lo mires por donde lo mires: el Monumento a los ojos (Ambite)

Te traemos un monumento ubicado en el municipio madrileño de Ambite que no destaca por su magnificencia sino por su toque extravagante y marginal. Una intersección que el historiador del arte Juan Antonio Ramírez bautizó como «margivagante». El artífice de este monumento, Federico Díaz Falcón, quiso rendir un homenaje a los ojos y a las miradas. Razón por la cual concibió estos tres arcos recubiertos de azulejos donde el único hilo conductor es la mirada a través de frases y hasta 100 personajes históricos. Hoy en día el monumento está abandonado y no recibe especial cuidado, por lo que le rodea una atmósfera de semiabandono muy interesante. Además, su ubicación escondida, cerca de una carretera secundario subraya su naturaleza marginal, extraña y, por qué no decirlo, perturbadora.

Monumento a los Ojos en Ambite

Monumentalidad con materiales reciclados: Catedral de Justo (Alcalá de Henares)

Concluimos la lista con uno de los monumentos marginales y extravagantes más conocidos de España. Se trata de la Catedral de Justo en Alcalá de Henares. Naturalmente, lo de catedral es su nombre popular, dado que la diócesis de Alcalá de Henares no la reconoce. El epíteto lo recibe por su monumentalidad y es obra, aunque cueste creerlo, del trabajo de una vida, la de Justo Gallego Martínez. Una personalidad singular, dado que, tras ser expulsado de un monasterio por contraer la tuberculosis, decidió construir este edificio como agradecimiento a Dios. Como te decimos, tanto la obra como el artista se han hecho muy famosos. De hecho protagonizaron un emblemático anuncio de Aquarius y fueron motivo de una exposición en el Museo de Arte de Nueva York. Y es que la obra es extraordinaria, sobre todo si tenemos en cuenta que fue construida con materiales de desecho y reciclados.

Catedral de Justo, en Mejorada del Campo

IMG: iStock; Wikipedia; Ayuntamiento de Ambite

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti