El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Los rumores que hablan sobre las restricciones para bailar y beber en este archipiélago del Océano Índico abundan, pero ¿es cierto? ¿Deben los viajeros preocuparse por la creciente influencia de los radicalismos, en este caso islámicos, en las Maldivas

En el estado de Maldivas la religión oficial es el islam, algo sin importancia si no fuera por ciertos matices, como que está prohibido cualquier otro culto. Esto tiene una serie de consecuencias, como que el consumo de alcohol está estrictamente prohibido… para los maldivos.

Como los complejos turísticos se ubican fuera de la capital, Malé, los extranjeros pueden disfrutar de un “Sex on the beach” en bikini junto a la orilla sin ningún problema. He aquí las dos tablas de medir, tan diferente para locales, extranjeros y por clases que tanto podemos ver en muchos países, algunos de ellos de los considerados «democráticos» y «libres», algo por desgracia cada vez más cercano…

Pero la existencia de esos círculos occidentales de “depravación” y “decadencia” llevó al partido ultraconservador Adhaalath ha tener un sensacional debut en el estamento público. Con ellos, llegó la polémica de la mano del ministro de Asuntos Islámicos, el cual emitió una circular prohibiendo a los hombres y mujeres bailar juntos en público.

El presidente de las Maldivas, Mohamed Waheed, no ha tardado en desacreditar a su ministro y tranquilizar así a potenciales turistas occidentales. Destaca que la polémica circular no tiene carácter de ley.

No hay ni nunca habrá una prohibición para bailar. Maldivas siempre será una sociedad muy tolerante”, asegura un portavoz a la AFP

Resumiendo, este tema no tiene, al menos por ahora, ningún efecto práctico para los turistas y viajeros. No habrá notables diferencias respecto al pasado año, período en el que el gobierno cerró de repente todos los balnearios del país… para volver a abrirlos cuatro días después.

Con religión o sin ella, este archipiélago ha visto como el sector turístico se convertía en ese golpe de efecto que tanto necesitaba la isla de Maldivas. Cerca de un millón de turistas llegan al año para tomar el sol y relajarse, lejos de este punto al filo de la navaja en que se encuentran muchos países occidentales.

Consejos para el viaje:

  • Está prohibida la importación de bebidas alcohólicas
  • Se prohíbe la importación de cualquier material susceptible de ser considerado pornográfico por las autoridades de Maldivas
  • Es recomendable evitar el proselitismo, aunque francamente, a parte de los 24 extranjeros expulsados en 1998, pertenecientes a una asociación cristiana, no parece que la religión sea la principal motivación para ir a la isla…

Y vosotros, ¿conocéis las Maldivas? ¿Cómo fue vuestra experiencia?

Fotos: anapepsbernasmeister

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Un comentario a “Maldivas: islam, baile y alcohol

  1. Pienso que mientras existan estos paises cutres con olor a tajin, es bueno para españa.
    Hay que estar zumbado o ser un frlki para ir de vacaciones ahi.
    Yo voy hasta a A Saudi, pero es por trabajo, en cuanto termino, ni un solo minuto de mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti