El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

La capital de Hungría tiene alicientes sobrados para atraer a viajeros de todo el mundo. Monumentos increíbles como el Parlamento húngaro o la Basílica de San Esteban, mercados animados y coloridos, plazas suntuosas y gigantescas… La ciudad está entre las más destacadas en cuanto a arquitectura. Pero hoy nos interesan los baños termales de Budapest. La capital cuenta con varias decenas de ellas y, entre ellas, algunas auténticas joyas. De hecho son una visita inexcusable sea cual sea la época en que consigas tus vuelos baratos a Budapest. Pero, ¿qué termas elegir durante una estancia la capital húngara?

El baño termal de Géllert, una visita obligada

Las Termas de Géllert son las más famosas y concurridas de Budapest. Y también es uno de los más bellas. Los baños Géllert son enormes. Consta de una gran piscina de azulejos, una piscina de olas al aire libre y varias piscinas termales interiores y exteriores. Asegúrate de bañarte en uno de los baños de vapor de estilo Modernista no sólo por la sensación, sino también por la belleza de su arquitectura. En resumen: un remojo de lo más señorial.

Termas Gellért (Budapest)

Las termas de Rudas, típicamente otomanas

En el barrio de Taban, cerca de los Baños Géllert, los Baños Rudas son también muy populares entre los locales. Cuenta con una piscina cubierta, un spa en la azotea, una sauna, una sala de vapor y varias piscinas de agua caliente y fría. Los baños son especialmente populares por su agua rica en magnesio y calcio, pero también por su típica arquitectura otomana con grandes columnas, coloridas vidrieras y una magnífica cúpula.

El baño termal Széchenyi, el más grande de Budapest

Se trata del mayor baño termal de Budapest. Los Baños Széchenyi, reconocibles por su estilo neobarroco, ofrecen un complejo de 21 baños mixtos, incluyendo tres piscinas exteriores. El complejo también cuenta con varias zonas de sauna y hammam. De nuevo, los baños son muy populares y, aunque su arquitectura es menos impresionante que la de los dos anteriores, la amplia gama de piscinas merece una visita.

Budapest

El auténtico baño termal de Király

El baño termal de Király es uno de los últimos baños turcos de Budapest, y también uno de los más íntimos. A diferencia de sus predecesores, ofrece una experiencia mucho más relajada. Esto se debe a su pequeño tamaño, pero también a su aspecto, ya que se ha mantenido «en su estado original». De hecho, desde el exterior, Kiraly parece una ruina otomana. Pero es precisamente este aspecto auténtico el que le da su encanto y su ambiente romántico…

El baño termal de Lukács, 100% local

Si no te interesan los baños termales turísticos y prefieres una experiencia más envolvente y local, es probable que te encanten las Termas de Lukács. Aquí hay pocos turistas y la arquitectura es mucho más clásica. Sin embargo, el agua de este baño es conocida por sus numerosos beneficios, especialmente por lo saludable de sus efectos para para paliar el dolor de las articulaciones. Aquí acuden muchos artistas e intelectuales húngaros para disfrutar de la calma del lugar. Hay varios baños, un hammam, una sauna y un centro de tratamiento médico.

Las termas del Palatinus, un ambiente familiar

¿Viajas a Budapest con tu familia? El baño termal Palatinus es el más familiar de todos, gracias a sus toboganes. Situados en la isla Margarita, estos baños son muy populares entre los locales durante todo el año. Hay una gran piscina de olas, una piscina redonda climatizada a 36°C, una piscina infantil y varios baños. El agua se alimenta de los manantiales de la isla Marguerita y es rica en carbonato de sodio, calcio, magnesio e hidrógeno.

También te podría interesar…


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti