El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Es la hora de continuar con nuestras entrevistas viajeras, en este caso nuestra mirada se dirige hacia Nani Arenas, la viajera empedernida. Una oportunidad de descubrir el auténtico periodismo de viajes de la mano de alguien que ha recorrido el mundo cámara y pluma en mano.

  • Periodista de viajes, community manager, blogger,… pero sobre todo viajera. Tras trabajar con algunos periódicos de tirada nacional, revistas especializadas, el canal Viajar,… ¿cómo acabas sumergiéndote en un mundo tan nuevo y complejo como es el digital? ¿Dónde nace tu pasión por ambos mundos?

Mi pasión por los viajes y por el periodismo es casi innata y lo que de verdad me gusta es vivir experiencias internacionales, y contárselas a todos aquellos que puedan estar interesados en lo que ocurre en otros lugares del mundo.

El paso del periodismo tradicional al digital y al blog vino un poco forzado por la situación del periodismo Off Line con el aterrizaje de las nuevas tecnologías. En los últimos años los periodistas hemos visto como a día a día, mes a mes se cerraban periódicos, revistas, como se planteaban ERES en muchas empresas de comunicación…. Por tanto no quedaba mas remedio que adaptarse a los nuevos tiempos y a los nuevos soportes o morir. Al fin y al cabo el objetivo es el mismo: contar historias y comunicarlas.

  • Muchas veces cuando miramos atrás nos vemos en situaciones que… quizás ahora no tendrían la misma salida. Para ti ¿qué momento tienes grabado y qué se ha convertido en esa anécdota que contar con los amigos? ¿Cómo lo recuerdas desde la perspectiva del tiempo y la experiencia?

La colección de anécdotas es muy amplia. Cuando me preguntan siempre cuento una situación que viví en Birmania y que me pareció surrealista. Llevábamos dos días en Birmania (hoy Myamnar) y mi acompañante y yo, en un intento de mimetizarnos con el ambiente, decidimos ponernos unos longhis, una especie de falda con la que se visten los birmanos. Recuerdo que volábamos casi solos en un avión pequeño, de los de hélice, de Yangoon, la capital , a Mandalay.

El avión de repente aterrizó en un aeropuerto pequeño, en un pueblo perdido, para coger a unos pasajeros que estaban allí de escala. ¡Cual fue nuestra sorpresa al ver como empiezan a subir por la escalerilla un grupo de personas de las cuales, la mitad llevaban la camiseta del Barça!. Sí, era un grupo de más de 30 catalanes, hablando y riendo a todo volumen y, se lo juro, al sentarse en el avión empezaron a cantar el himno de su equipo de fútbol. Fue surrealista, pero prometo que fue cierto.

Al salir del avión, mientras esperábamos las maletas, uno del grupo de catalanes nos miró a mi y a mi compañero y le dijo a gritos su colega: “mira que están ridículos estos birmanos con esas falditas…”. El tipo en cuestión ignoraba por completo que esos “ridículos” a los que se refería en realidad eran “paisanos” suyos… Nosotros no abrimos la boca, para que no nos identificaran como españolitos aunque si el tipo hubiese sido un poco observador creo nuestro físico nos delataba, sobre todo el mío… Mi duda era saber quién estaba más “ridículo” de los dos: nosotros con nuestros longuis, que vale, no dejaban de ser un disfraz, o ellos con sus camisetas del Barça en un país tan lejano del Camp Nou.

No volvimos a ponernos un longui en todo el viaje. Pero tampoco coincidimos con más españoles durante los más de quince días que pasamos en Birmania. ¿Es la ley de Murphy, no?

  • Europa occidental y del este con destinos como Transilvania en Rumanía, el continente americano, África, Asia,… tras recorrer más de medio mundo, una pregunta de dificil respuesta ¿con qué te quedarías a día de hoy? ¿Qué momento se te ha quedado grabado a fuego?

Me quedo con todo pues todos los viajes que he hecho a lo largo de mi vida me han aportado algo. Dominan con creces las buenas experiencias sobre las malas. Momentos grabados han quedado muchos: las calles llenas de basura de Puerto Príncipe, las caras de la gente en Umtata (Sudáfrica) al observar que éramos los únicos blancos del lugar, la hospitalidad de los birmanos, el silencio de la Ciudad Vieja de Jerusalén cuando cae la noche,… de todas formas, cuando me hacen esta pregunta siempre contesto lo mismo: Si alguna vez desaparezco que me busquen en Vancouver (oeste de Canadá) la ciudad donde me gustaría retirarme, un año de estos.

  • En tu último viaje a Argentina, ¿qué destacarías hasta ahora como lo más llamativo para bien o para mal?

Me llamaron mucho la atención los grandes contrastes del país.

  • …y sobre esas diferencias entre el español europeo y el argentino, ¿has tenido alguno de esos mal entendidos?

El malentendido más típico entre el español europeo y el argentino surge al decir la palabra “coger”, prohibida no sólo en Argentina sino también en México y otros muchos países de la zona por su “connotación sexual”. Hay que hacer un esfuerzo para decir en su lugar “agarrar” o “tomar” porque si te despistas, realmente a veces surgen situaciones cómicas pero incómodas, sobre todo si te diriges a gente que no está acostumbrada a tratar con extranjeros.

  • Todo el mundo puede entender las diferencias entre turista estándar y viajero, pero ¿cómo se plantea una periodista de viajes como tu la organización?

Los años de experiencia y al capacidad para resolver ayudan a la hora de organizarse. Saber hacerlo forma parte del oficio.

  • Tu blog me parece una fusión de calidad periodística, información útil, historias curiosas y experiencias personales, ¿cuál sería ese consejo que darías a alguien que empieza?

Lo primero, que huya del “corta y pega y colorea”. Que apueste por crear contenidos propios, originales y vividos. Y que trate de contar historias ya que eso es lo que engancha a la gente a un blog: la posibilidad de entretenerse un ratito leyendo una historia curiosa, bien contada, cierta, contrastada y con contenido.

  • Lanzando una mirada hacia delante ¿cual será tu próximo destino?

Estoy preparando sendos viajes a Lanzarote y a la costa croata.

  • Un sueño viajero pendiente de cumplir…

Muchísimos: Australia, Namibia, Mongolia, La India, Papua Nueva Guinea, Siberia, Alaska, Kenia… la lista es interminable.

Muchísimas gracias por tu tiempo y por compartir tus experiencias y conocimientos con la comunidad liligo.com. Seguiremos tus pasos, ¡hasta pronto!


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


2 comentarios to “Personajes: entrevista a Nani Arenas

  1. Leí en tu reportaje sobre San Petersburgo que recomiendas visitar esa hermosa ciudad en
    un crucero veraniego.
    No estoy de acuerdo porque los cruceros sólo están atracados allí un día y si no tienes visado
    la única posibilidad es salir del barco durante unas horas en una de las excursiones
    organizadas.
    Lo mejor para visitar SP es volar con visado y estar allí una semana. Y en invierno con todo
    nevado mucho mejor. Lo he hecho tres veces en invierno y una en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti