El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Hoy nos acercamos a la encantadora capital de Moravia (República Checa)

La República Checa debe la mayoría de su extensión a dos regiones: Bohemia y Moravia. Si la capital de Bohemia es la esplendorosa Praga, la ciudad del auge político y artístico, la capital de Moravia, Brno, destaca por ser una ciudad apacible y encantadora a la que no faltan atractivos. Si vas a visitar el país y ya tienes muy claro qué ver y hacer en Praga, te aconsejamos que dediques un día o dos a explorar la ciudad morava. ¡Esto es todo lo que tienes que ver!

Catedral de San Pedro y San Pablo

Esta esplendorosa catedral gótica se erige en el centro de la ciudad, pudiendo ser observada desde diversos puntos y miradores. Es, sin duda, el monumento que preside el skyline de Brno. Su altura es de 84 metros en su punto más elevado, y presenta ese característico gótico tan vertical cuyo ejemplo más acabado es la propia Catedral de Praga. Si subes a la torre, podrás disfrutar de muy hermosas panorámicas de Brno (previo pago de 35 coronas checas, apenas 1 euro y medio); aunque si prefieres una experiencia algo menos contemplativa, siempre puedes bajar a su cripta medieval por algo menos: 15 coronas checas (medio euro).

Catedral de Brno de noche

Castillo de Spilberk

Tratándose de una ciudad centroeuropea, no podía faltar un castillo en la colina. El Castillo de Spilberk fue hasta el siglo XVIII la residencia real. Desde entonces ha recibido muchos usos; algunos habituales, como el de fortaleza, y otros algo más siniestros, como la de presidio para los judíos de la zona durante la ocupación nazi. Con todo, el edificio sigue conservando una muy reseñable elegancia, tanto en su interior como en su exterior, tapizado de jardines y rodeado por un foso; además, al ubicarse en un punto alto, constituye una oportunidad de disfrutar de hermosas vistas de la ciudad (especialmente si subes a su torre). Y, si te interesa la cultura de la ciudad, has de saber que el castillo alberga el Museo de la ciudad de Brno.

Castillo de Spilberk, en Brno

Plaza del Mercado de Verduras

Junto con la Plaza de la Libertad, es el espacio urbano más adecuado para tomarle el pulso a la vibrante vida de Brno. Este espacio fue habilitado en el siglo XIII para albergar, como su propio nombre indica, un mercado de verduras. Una función que dura hasta hoy. Así que si quieres una inmersión en los productos locales, ningún lugar mejor que este. Además, el telón de fondo es impresionante: la arquitectura multicolor y barroca que tan bien definen las ciudades checas. También hay dos monumentos que confieren a la plaza de una prestancia inigualable: la Fuente de Parnas y la Columna de la Trinidad.

Plaza Zerny en Brno

Villa Tugendhat

Una de las obras señeras del famoso Mies van der Rohe, uno de los arquitectos más importantes del siglo XX. Y es que esta casa particular fue diseñada con criterios de absoluto funcionalismo; estilo que, en 1929, año en el que fue construido, era pura vanguardia. Hoy es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, no sólo por su incuestionable valor arquitectónico sino también por su decoración de interiores: y es que para su construcción, Mies van der Rohe contó con la mítica interiorista Lily Reich. Sin duda, si te interesa la arquitectura, no puedes perderte esta maravilla.

Curiosidades de Brno

Brno es una ciudad que atesora pequeños detalles que, aunque no saltan a la vista, son de lo más excéntrico. Te mostramos los más importantes.

Escultura de Mozart a los 11 años

Es bien sabido que Praga fue una de las ciudades favoritas por Mozart, dado que allí obtuvo el compositor algunos de sus éxitos más sonados. Sin embargo, Bohemia era una región que Mozart frecuentó durante su vida. Incluida Brno, en la que un jovencísimo Mozart de 11 años tuvo oportunidad de ofrecer un concierto. Hoy en día, la ciudad recuerda este acontecimiento con una interesante escultura de Mozart a la tierna edad de 11 años. Sin duda, un tipo de escultura diferente a la que no estamos acostumbrados. La encontrarás a las puertas del Teatro Reduta, según se dice, el teatro más antiguo de Europa Central, y donde el pequeño Mozart participó en aquel mítico concierto.

Osario de San Jacobo

Nada más y nada menos que el segundo osario más grande de Europa, después de las catacumbas de París. Y no es para menos, dado que alberga los restos de hasta 50.000 cuerpos. Creado en el siglo XVII, un siglo, por cierto, en el que abundaron este tipo de construcciones, está abierto al público desde 2012. Podrás visitarlo en la Iglesia de San Jacobo. En definitiva, un osario que no tiene nada que envidiar al más popular de Kutna Hora, otro lugar checo que puedes descubrir en nuestro artículo sobre qué ver y hacer en los alrededores de Praga.

Osario de San Jacobo (Brno)

El pináculo torcido del Ayuntamiento Viejo

En Brno hay dos ayuntamientos, uno más antiguo y modesto construido en el siglo XIII y otro mucho más espectacular datado del siglo XVIII. Sin embargo, queremos incidir especialmente en el Ayuntamiento Viejo, dado que incluye un elemento sorprendente y, cuanto menos curioso que atrae los objetivos de un sinfín de turistas cada año. Y es que en la decoración del pórtico de la torre puede observarse que uno de los pináculos góticos está deliberadamente torcido. La leyenda cuenta que el artista, Anton Pilgram, decidió rematar así su obra… para mostrar su descontento por la baja remuneración del trabajo. Otros sostienen que lo único que quería el artista era burlarse del gótico. ¡Sea como sea es una curiosidad que no verás en muchos otros lugares!

Pórtico del Ayuntamiento Viejo de Brno

El «dragón» de Brno

Otra curiosidad que podrás ver en el mismo Ayuntamiento Viejo. Te avisamos para que no te pegues un susto si vas mirando al techo nada más entrar: de él cuelga un cocodrilo embalsamado. Ello hace referencia a la leyenda del «dragón» de Brno; más bien un cocodrilo que atacaba a transeúntes despistados. Lo que podrás ver no es el cocodrilo real: cuenta la leyenda que explotó al comerse una vaca previamente rellenada de cal viva por un ingenioso carnicero.

El cocodrilo de Brno

Brno: cuna de grandes artistas

A pesar de su tamaño y de haber sido oscurecida por el esplendor de Praga, Brno puede preciarse de ser la cuna de algunos de los artistas más interesantes que ha dado la República Checa. Uno de ellos es, sin duda, Milan Kundera, el famoso autor de La insoportable levedad del ser. De hecho, el autor donó a la ciudad su biblioteca y archivo personal, que puede consultarse en la Biblioteca Provincial de Moravia. Así que, si eres un amante de las letras, Brno tiene mucho que ofrecerte.

También los melómanos se sentirán recompensados en su visita a Brno. Y es que la ciudad fue la cuna del también famoso Leos Janacek, uno de los músicos más importantes del siglo XX. Si quieres acercarte a la vida más cotidiana del compositor, puedes visitar su casa museo, cuyo acceso es muy económico: 70 coronas checas (alrededor de 2 euros y medio). Además, cómo no, Brno suele programar a menudo a su paisano, especialmente sus famosas óperas.

Viajar a Brno: información práctica

Brno: ficha básica

  • Moneda: La corona checa. Un euro son 35,91 coronas checas (tipo de cambio a abril de 2021).
  • Huso horario: La misma que en Península y Baleares y una hora más que en Islas Canarias.
  • Clima: Veranos tibios e inviernos fríos y ventosos.

¿Qué aerolíneas vuelan a Brno?

Brno no es una ciudad tan turística como Praga, pero sí recibe afluencia turística. La suficiente para contar con varias aerolíneas que te ofrecerán sus vuelos; sin embargo, la mala noticia es que muy pocas son low cost. Las más populares son Lufthansa y SmartWings.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Brno?

Los encantos de la capital morava están fuera de temporada, aunque si quieres que la metereología acompañe tu visita, lo mejor es reservar tus vuelos baratos a Brno para volar entre mayo y agosto. La temperatura media en estos meses oscila entre los 20 y los 25 grados; un clima más que óptimo para pasear y moverse por sus inmediaciones. Los inviernos son menos recomendables dado que se puede llegar a temperaturas bajo cero (aunque rara vez más bajas de -3 grados). Sin embargo también es la época de los mercados de Navidad, ¡tú eliges!

¿Cómo moverse por Brno?

Con sus aproximadamente 400.000 habitantes, Brno es una ciudad mediana que no requerirá de grandes desplazamientos. Además, sus principales atractivos turísticos se ubican en el centro, por lo que el transporte no es indispensable. Pese a todo, si tienes pensado tomar el transporte público en Brno, tienes a tu disposición una red de 12 líneas de tranvía.

 

Fotos: iStock; Wikipedia.

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti