El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Santiago de Compostela fue en el pasado una de las ciudades más importantes de España y Europa dado su profundo significado religioso.

Santiago de Compostela es actualmente la capital de Galicia, pero durante mucho tiempo fue la capital espiritual de toda Europa. Miles de peregrinos acudían a Santiago desde todas los rincones de Europa para venerar al Apóstol y, ya de paso, asomarse al Finis Terrae. Como puedes ver, Santiago de Compostela ha gozado durante siglos de una gran significación cultural, por lo que no son pocos los monumentos y encantos que dan cuenta hoy de este legado. Hoy en día, Santiago sigue siendo una ciudad que atrae muchos visitantes, especialmente desde los últimos años, cuando la oferta de vuelos a Santiago de Compostela ha aumentado notablemente de mano de low costs como Ryanair. ¡Por tanto, no hay excusa!

Plaza del Obradoiro

El centro neurálgico de Santiago y uno de los espacios más emblemáticos de España que cuenta con un puñado de monumentos excepcionales. De esta plaza dijo García Márquez: «Siempre he creído, y lo sigo creyendo, que no hay en el mundo una plaza más bella que la de Siena. La única que me ha hecho dudar es la de Santiago de Compostela, por su equilibrio y su aire juvenil, que no permite en su edad venerable, sino que parece construida el día anterior por alguien que hubiera perdido el sentido del tiempo». ¡No vamos a ser nosotros quienes pongamos en duda las palabras del colombiano!

Catedral

Esta monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad, refleja mejor que ningún otro la historia y vicisitudes de la ciudad, el Camino de Santiago y la adoración al Apóstol. Tuvo un primer momento como iglesia prerrománica, cuando Alfonso III mandó construir un templo digno para el sepulcro del Apóstol. Tras el incendio a manos de las huestes de Almanzor, que respetó el sepulcro, se construyó la iglesia románica cuyos añadidos y reformas posteriores, vino a conformar a grandes rasgos el templo que conocemos hoy. Algunos de estos añadidos son, por cierto, auténticas obras maestras medievales; nos referimos, sobre todo, a la obra escultórica que recubre el pórtico de la Gloria, obra del Maestro Mateo. Eso sí, el diseño y la decoración de la fachada no son medievales sino barrocas.

Hostal de los Reyes Católicos

Este monumento fue construido por mandato de los Reyes Católicos, de ahí su nombre, entre 1501 y 1511.No se reparó en gastos, especialmente porque la reciente conquista de Granada había infundido en Europa en general y España muy en particular un fervor religioso a prueba de bombas. Si unimos a este hecho la crecida de las arcas reales como consecuencia del botín de Granada, tenemos todos los ingredientes para que ese hospicio fuera muy, muy top. Y así fue. Concebido, como dice su nombre, para hospedar a los peregrinos que acudían en masa a Santiago de Compostela, fue erigido en un exquisito plateresco, el estilo de transición entre el Gótico y el Renacimiento característico de España.

Hostal de los Reyes Católicos (Santiago de Compostela)

Palacio de Rajoy

Este imponente edificio otorga a la plaza una prestancia irrepetible. Fue mandado construir en el siglo XIX por el arzobispo Rajoy para albergar en su interior un seminario de confesores. Su estilo, es por tanto, de un estricto neoclasicismo. Su pureza de líneas y tipología, muy inspiradas en el clasicismo francés, lo sitúa como uno de los monumentos de este estilo más importantes de España. La decoración exterior responde a un programa, como no podía ser de otra manera, inspirado en el Apóstol, especialmente el Santiago Matamoros, como puede verse en la escultura que corona el edificio y las representaciones de la mítica batalla de Clavijo. Hoy ha perdido toda épica y alberga órganos de gobierno local y regional, concretamente el Ayuntamiento de la ciudad y la Presidencia de la Junta de Galicia.

Palacio de Rajoy (Santiago de Compostela)

Plaza de las Platerías

Otro de los espacios más hermosos de la ciudad que toma su nombre de los orfebres que se ubicaban en ese área del templo. En él puede verse la única puerta románica de la Catedral que se conserva. La iconografía escultórica es también de primer nivel y convive con otros monumentos excepcionales como la Torre del Reloj y la Fuente de los Caballos. El Palacio del Cabildo, construido en el siglo XVIII, es otro de los edificios que hace de esta plaza un lugar que es todo un viaje en el tiempo.

Plaza de las Platerías (Santiago de Compostela)

Monasterio de San Martín Pinario

Construido inicialmente como un monasterio benedictino, hoy es el Seminario Mayor de la archidiócesis compostelana. A pesar de haber sido fundado en plena Edad Media hoy luce en un espléndido estilo barroco. No menos impresionante es su interior, especialmente el de su iglesia, de un barroco fastuoso, y sus dos claustros. Además, también cuenta con un museo rebosante de obras de orfebrería, escultura, manuscritos y un gabinete de historia natural. Visitar la iglesia y el museo cuesta 4 €, aunque si prefieres un tour guiado más completo el precio asciende a 6 €.

Monasterio de San Martín Pinario (Santiago de Compostela)

Rúa do Vilar

La Rúa do Vilar es una de las calles más importantes de Santiago de Compostela, especialmente en el pasado. Tradicionalmente era una calle en la que los comerciantes instalaban sus puestos. Por esta razón tiene tramos porticados, dispuestos justamente para que las lluvias no mojaran el género. Durante el siglo XIX, la Rúa do Vilar, a causa de las cafeterías y librerias que empezaron a menudear, se convirtió en uno de los centros de la intelectualidad compostela. Es, en fin, una calle con mucha historia que confirma el dicho según el cual quien tuvo retuvo.

Rúa do Vilar (Santiago de Compostela)ompostela

Parque de la Alameda

Si necesitas un poco de descanso antes de remprender tu paseo por Santiago, el Parque de la Alameda puede ser un lugar muy adecuado para hacerlo. Con 56.000 hectáreas, constituye un mirador espectacular a la fachada más monumental de la ciudad. Además, su espacio es muy apacible, perfecto para pasear o, sencillamente, sentarse a ver pasar la vida. Consta de tres partes diferenciadas, el paseo de la Alameda, el Robledal de Santa Susana y el paseo de la Herradura. Es, por lo demás, un entorno verde repleto de servicios: desde baños a parques infantiles, así como puntos de información turística.

Parque de la Alameda (Santiago de Compostela)

Mercado de Abastos

Galicia es justamente considerada como una de las regiones con los mejores productos de toda España. Los turistas lo saben bien: de hecho, el Mercado de Abastos es el segundo monumento más visitado de la ciudad por detrás de la Catedral. Y es que motivos no faltan. En él encontrarás los mejores moluscos, carnes, quesos, vinos… Además, si quieres, en el conocido como Bar del Mercado te cocinan los productos que hayas adquirido para que puedas degustarlos sin que pierdan ni un ápice de su frescor. Eso sí, recuerda que el Mercado de Abastos abre de lunes a sábado entre las 7 de la mañana y 3 de la tarde.

Mercado de Abastos (Santiago de Compostela)

 

IMG: iStock; Wikipedia; caminosantiago.gal; santiagoturismo.com

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti