El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Durante estas fechas miles de viajeros amprenden vuelos a destinos lejanos con distinta zona horaria al punto de salida. El avión es un medio de transporte seguro y rápido, pero ésta rapidez conlleva un fenómeno conocido como “jet lag”. En este post te daremos algunos consejos para minimizar los efectos producidos por el cambio de horario.

En los viajes de más de 5 horas de duración tanto en sentido este como oeste, se produce un desfase en los horarios que altera el ritmo cicardiano (noche/día) habitual del organismo. En los viajes hacia el oeste las horas de luz se prolongan de forma que el día del viaje puede pasar a tener más de 20 horas de luz. Cuando uno llega al destino todavía quedan varias horas por delante antes de que se haga de noche por lo que el viajero termina pasando un día de 36 horas.

Los médicos señalan que en condiciones normales el organismo tarda en adaptarse varios días, a razón de 1 ó 2 horas por día, hasta que se normalizan los ritmos cicardianos. Por lo general, los viajes hacia el oeste se toleran mejor ya que el organismo se adapta con mayor facilidad a disponer de más horas de luz, pero existe una gran variabilidad entre las personas.

Síntomas

Los síntomas derivados del desfase horario son cansancio, sueño, debilidad, dificultad para la coordinación y disminución de la capacidad de concentración. Además el desfase en las comidas y bebidas provoca alteraciones digestivas (estreñimiento, flatulencia, etc).

Algunos consejos para llevar mejor el jet lag:

A) Viajes hacia el oeste:

  • Haz comidas ligeras.
  • Bebe abundante agua.
  • Evita beber café, té y bebidas alcohólicas.
  • Procura dormir una siesta durante el vuelo.
  • No tomes sedantes ni inductures del sueño en vuelo.
  • Considera la toma de melatonina una vez que estés en el destino (es un producto de venta sin receta en farmacias).

B) Viajes hacia el este:FG

  • Haz una cena ligera antes de subir a bordo.
  • Cambia el reloj con la hora del destino.
  • Intenta dormir una vez que hayas despegado.
  • Indica que no te molesten durante el vuelo.
  • Considera tomar melatonina y/o un sedante durante el vuelo.
  • Evita bebidas alcohólicas, café y té.

Fuente: Guía Práctica para mantener la salud en los viajes internacionales. Dr. Miguel de Górgolas Hernández-Mora. Fundación Jiménez Días.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti