El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

¿Quieres alquilar un coche y no tienes tarjeta de crédito o no deseas usarla? Te mostramos las opciones que tienes para evitarla.

El uso de tarjeta de crédito a la hora de alquilar un coche es muy habitual. La tarjeta de crédito no sólo se utiliza para realizar el pago del servicios dado que las agencias de alquiler también necesitan la garantía de que su coche será devuelto en perfectas condiciones. La fianza sirve para cubrir posibles averías, desperfectos en la carrocería, retrasos en la devolución, incumplimiento del contrato (como salir de las fronteras con el coche sin permiso) o las posibles multas producidas durante el alquiler. Para que la empresa no tenga que costear este tipo de imprudencias retiene el equivalente al veinte por ciento del precio total del servicio en la tarjeta de crédito del cliente. Así, cuando el coche es devuelto en perfecto estado el dinero retenido es desbloqueado, en un plazo de catorce días laborables en la mayoría de empresas de alquiler de automóviles.

¿Cómo puedo alquilar un coche sin tarjeta de crédito?

Puedes contratar un alquiler de coches sin tarjeta de crédito mediante tres alternativas: el uso de tarjeta de débito, la contratación de una cobertura especial que te exima de franquicia o el pago en efectivo. No todas las empresas de alquiler permiten las tres opciones conjuntamente, aunque lo más frecuente es que, al menos, ofrezcan coberturas especiales que te permitan reducir tu responsabilidad por daños (y, por tanto, el prescindir de depósito).

 

alquiler de coches

Tarjeta de débito

La diferencia que hay con la de crédito es que el dinero de la cuenta pertenece al titular y no ofrece ningún tipo de préstamo por parte del banco. Los requisitos para poder alquilar a débito son bastante más estrictos. Vamos a repasarlos: primero de todo hay que presentar una tarjeta de débito a nombre del cliente que requiera los servicios, enseñando su documento de identidad o pasaporte. El siguiente paso consiste en que la empresa busca en bases de datos online si el posible cliente mantenga impagos de deudas pasadas. Finalmente se hace una retención en la cuenta de la tarjeta de débito, igual al que se hace con las tarjetas de crédito. Los circuitos más valorados en este sector son Visa, Mastercard y Maestro.

 

De todas las empresas la más conocida e internacional es Enterprise Rent a Car, con oficinas en gran parte del mundo. El depósito máximo que acepta a débito es de 300 dólares. Centauro Rent a Car también permite esta opción en España, dando la oportunidad de alquilar en sus oficinas situadas en aeropuertos y estaciones de Ave en Barcelona, Sevilla, Madrid y Málaga, entre otras. Otra empresa, de ámbito más local, es Record Go, la cual opera en Palma de Mallorca, Ibiza, Alicante y Málaga. Por último cabe citar a Autoeurope, que es una compañía sin flota propia pero que hace las gestiones como intermediaria, para que el cliente obtenga el coche que le vaya mejor y pueda pagar el servicio sin necesidad de una tarjeta de crédito.

Contratar coberturas especiales

La práctica totalidad de compañías de alquiler de coches tienen coberturas especiales que limitan la responsabilidad frente a daños. La política de cada empresa a este respecto varía pero lo más habitual es que establezcan dos tramos de cobertura. El primero, más económico, que exime de responsabilidad en daños producidos a elementos como ruedas y lunas, y el segundo que incluye otros elementos como asistencia en carretera gratuita. Por lo común, ambos tipos de cobertura ya incluyen la exención de franquicia, por lo que si no quieres alquilar con tarjeta de crédito -requerida sobre todo para efectuar las retenciones de depósito- esta es una opción que puede interesarte.

Alquilar un coche sin tarjeta de crédito

Usar dinero en efectivo

¿Existe la posibilidad de alquilar un coche sin utilizar ningún tipo de tarjeta? La respuesta es sí, simple y llanamente con dinero en efectivo, aunque es más complicado ya que hay menos oferta en el mercado. La empresa más importante dentro de este sector es Rent-A-Wreck, la cual da la opción al cliente de pagar con dinero contante y sonante. Para ello se pide que el cliente se identifique y que deposite la garantía en metálico, normalmente un poco más alta que en otras empresas. Es frecuente que la empresa revise en listas de morosos si el usuario aparece en ellas. Por último se suele invitar al cliente a hacerse un seguro a todo riesgo, los cuales suelen costar unos diecinueve euros al día. El resto de empresas que suelen aceptar este método de pago suelen ser de ámbito local, por ello es recomendable buscar esta opción ciudad por ciudad.

Pagar en efectivo un alquiler de coches

 

IMG: iStock

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti