El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Te acercamos la ruta de la lengua castellana: una apasionante aventura que arranca en tierras riojanas y culmina en América.

¿Cómo una lengua derivada de la variante romance riojana termina siendo el idioma de casi 500 millones de personas? Descúbrelo con nosotros la ruta de la lengua castellana, un itinerario a lo largo de España y América trufado de hermosos paisajes y monasterios, de arte románico y renacentista. Puede ser una interesante manera de disfrutar tus próximas vacaciones con motivo de la festividad del 12 de octubre. ¿Qué mejor manera que hacerlo conociendo más sobre la lengua que nos hermana con América?

(En cualquier caso, si lo que quieres es viajar a otros lugares no necesariamente vinculados con la lengua castellana, en liligo.com hemos preparado una lista con las mejores ofertas para volar a varios destinos internacionales entre el 7 y el 12 de octubre).

San Millán de la Cogolla (La Rioja)

Empezamos el recorrido en La Rioja, concretamente en San Millán de la Cogolla, región que alberga dos cunas de la lengua castellana que son al mismo tiempo Patrimonio de la Humanidad: el Monasterio de Suso y el Monasterio de Yuso. Palabras que, en el castellano antiguo, significaban respectivamente “arriba” y “abajo”. Especialmente importante es el primero, gracias a que en su interior se descubrieron las conocidas como “Glosas Emilianenses“.

Monasaterio de Suso en San Millán de la Cogolla

Estas glosas son la primera aparición que se conoce del castellano. Consisten en anotaciones al margen de un códice del siglo X. Estas anotaciones aparecen en tres lenguas: un latín más o menos vulgar, en romance y en vasco. En torno a 100 de ellas están escritas en esa lengua romance que se considera el castellano naciente. Un testimonio, en suma, incalculable si a ello le sumamos que estas “Glosas Emilianenses” son también el primer testimonio escrito del euskera.

Berceo (La Rioja)

No muy lejos de San Millán de la Cogolla se encuentra Berceo, otra de las localidades fundamentales en el nacimiento del castellano. De esta localidad fue el famoso Gonzalo de Berceo, el primer autor no anónimo que escribió en romance castellano entre el siglo XIII.

Célebre por sus Milagros de Nuestra Señora, se encargó de depurar el castellano de los elementos dialectales riojanos, introduciendo cultismos latinos y otras palabras de la lengua oral. Puesto que está a un kilómetro de San Millán, vale mucho la pena darse una vuelta. Constituye un pueblo pequeño pero con mucho encanto.

Berceo

Silos (Burgos)

En el célebre Monasterio de Santo Domingo de Silos se encuentran las Glosas Silenses, otro ejemplo escrito de un castellano embrionario. Realizadas después de las Glosas Emilianenses, consisten en otras 368 anotaciones a un texto latino, de temática litúrgica y penitencial.

Visitar este monasterio no sólo es imprescindible si vamos tras los pasos del castellano. También es una gran oportunidad para recrearse en su escultura, una de las mejores creaciones del románico europeo: las extrañas criaturas en piedra que nos observan desde los capiteles del claustro son obra de una imaginación tan exuberante como demencial.

Uno de los capiteles del claustro de Santo Domingo de Silos

Pero la influencia de Silos en el castellano no se queda aquí. De hecho llega a nuestro tiempo, en esta ocasión gracias a su famoso ciprés. Árbol de más de 128 años que inspiró en su día a escritores de la talla de Gerardo Diego, Rafael Alberti y Miguel de Unamuno. Mucha razón tenía Gerardo Diego cuando decía del ciprés de Silos aquello de:

Enhiesto surtidor de sombra y sueño 
que acongojas el cielo con tu lanza. 
Chorro que a las estrellas casi alcanza 
devanado a sí mismo en loco empeño.

Claustro del Monasterio de Silos

Salamanca

Lugar de consolidación del castellano gracias a Antonio de Nebrija, quien publicó su Gramática de la Lengua Castellana en 1492. Un hecho de extraordinaria importancia puesto que se trata de la primera gramática de una lengua europea. Salamanca es, no lo olvidemos, una ciudad fundamental para el conocimiento y la literatura en castellano, gracias en buena parte a su Universidad.

Dicha institución propició que la ciudad castellana aglutinara a buena parte de los grandes talentos españoles de todos los tiempos. Y para muestra, un botón: Fray Luis de León y Miguel de Unamuno fueron algunos de los que dieron clase en esta Universidad. Si visitas Salamanca te aconsejamos que inviertas lo justo en buscar la rana para centrarte en seguir la pista a estos grandes autores.

Fachada de la Universidad de Salamanca

Por otro lado, Salamanca es una ciudad literaria por derecho propio. No en vano es el escenario de algunas de las más importantes obras literarias escritas en castellano. Nos referimos, por ejemplo, a La Celestina (Francisco de Rojas), El Lazarillo de Tormes (Anónimo) o el Licenciado Vidriera (Cervantes).

Alcalá de Henares (Madrid)

Ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad debido a que en ella fue fundada la Universidad Complutense, institución que fue esencial para el devenir de la vida cultural española. En ella estudiaron grandes figuras como Francisco de Quevedo, San Juan de la Cruz o Ignacio de Loyola.

Pero, sobre todo, Alcalá de Henares es Patrimonio de la Humanidad por haber sido la ciudad natal de Cervantes (como os explícabamos en este artículo). Existen multitud de tours culturales por la ciudad, así como la Casa-Museo de Cervantes, una recreación de lo que pudo haber sido la casa en donde nació y se crió el inmortal autor de El Quijote.

Monumento conmemorativo de Cervantes en su ciudad natal, Alcalá de Henares
Monumento conmemorativo de Cervantes en su ciudad natal, Alcalá de Henares

Ávila

Y aunque cierto es el dicho de “ancha es Castilla“, vale la pena darse un salto a Ávila. Ciudad Patrimonio de la Humanidad por méritos que saltan a la vista: sus murallas medievales son de las mejor conservadas y grandes hoy día. Su casco viejo y la Catedral tampoco le andan a la zaga en prestancia y belleza.

Vistas de Ávila

Ávila es famosa por haber sido la ciudad en la que, se piensa, nació Santa Teresa de Jesús y en la que vivió San Juan de la Cruz. Dos de los grandes autores en lengua española de todos los tiempos. Si eres admirador de sus obras, no puedes dejar de visitar Ávila y participar en los múltiples tours turísticos basados en ellos.

Valladolid

Durante mucho tiempo sede de la corte con Felipe II y Felipe III, Valladolid fue también una de las ciudades encargadas de dar vigor a una lengua cuya expansión comenzaba a ser imparable. De hecho, una de las figuras que habitaron esta ciudad, Cristóbal Colón, fue uno de los responsables. Y todo sin olvidar uno de sus más insignes dignificadores: Don Miguel de Cervantes, quien residió durante un tiempo en la que hoy es la ciudad más poblada de Castilla y León.

La ciudad del Pisuerga ha sido tradicionalmente una localidad de importantes escritores como fueron Jorge Guillén, Miguel Delibes y José Zorrilla. Si visitas esta hermosa ciudad castellana y quieres profundizar en esta herencia literaria, te aconsejamos que realices la conocida como “Ruta de El Hereje“. Un tour que te descubrirá los lugares que ambientan la conocida novela de Miguel Delibes. Uno más de los encantos de los que disfrutar al margen de la famosísima Semana Santa de Valladolid.

Imagen de la casa donde residió Cervantes en Valladolid
Casa de Cervantes en Valladolid

El Plus Ultra: Lima (Perú)

El descubrimiento y posterior conquista de América fue uno de los más grandes acontecimientos en la historia del castellano puesto que le permitió una expansión hasta entonces inédita. Un hecho que tiene su reflejo en la actualidad: con sus casi 500 millones de hablantes, el español es la lengua más hablada del mundo por detrás del chino mandarín.

La primera universidad fundada en América data del 1551 y es conocida hoy como Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima (Perú). Una institución que, junto con otras universidades fundadas en Nuevo Mundo, impulsaron la lengua castellana de tal modo que ya no se puede entender la obra cultural en castellano sin la contribución americana. En efecto: grandes escritores como Borges, Cortázar, Vargas Llosa o García Márquez forman parte ya del acervo más profundo del castellano.

Castellano_Lima
Patio de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

 

IMG: Monasterio de Suso/mapio.net; Silos/domuspucelae.blogspot.hu; Capitel de Silos/estudiandoloartistico.blogspot.es; Universidad de Salamanca y Vistas de Ávila /xn--espaescultura-tnb.es; Patio de Letras/wikipedia

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti