El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Te descubrimos 10 de las más hermosas calas de Mallorca. Agua cristalina, poca masificación y entornos naturales de ensueño: si no es el paraíso, se le parece mucho.

Mallorca es mundialmente conocida por sus hermosas playas, lo que a veces provoca que por desconocimiento sólo visitemos las que figuran en las guías turísticas: aquellas que son más grandes, masificadas y urbanas. Sin embargo, hay otros parajes de la isla, las calas, a veces sólo conocidas por locales, que te ofrecen otro tipo de turismo playero: entornos naturales vírgenes, aguas cristalinas, poca masificación y la sensación de estar en el paraíso muy pero que muy lejos del mundo. Si te has decidido a darte un chapuzón en estos parajes incomparables, te aconsejamos que consultes nuestro estudio sobre las tasas turísticas en España y Europa. Islas Baleares es una de las pocas regiones de España, junto con Cataluña, que cuentan con una tasa al alojamiento turístico. Es por ello que vale la pena que estés informado sobre sus cuantías.

Cala Mesquida

Situada a seis kilómetros al norte de Cala Ratjada, su integración con la naturaleza – especialmente los pinares circundantes- confieren a este paraje de unas irrepetibles vistas. Además, es una de las raras calas de Mallorca en los que los surfistas podrán practicar su afición: los vientos de componente norte, noreste y noroeste levantan grandes olas de mar a tierra. También merece ser destacado que su margen derecho, que llega hasta Cala Agulla, alberga una de las mayores colonias de gaviotas y cormoranes de las Islas Baleares.

Cala Mesquida

Cala Varques

Situada a 12 kilómetros de Portocristo, se trata de una cala escondida que, sin embargo, vale la pena ser descubierta por la blancura de su arena y el color turquesa de sus aguas. Rodeada de pinos y monte bajo, se divide en dos arenales de pequeño tamaño. El más occidental está rodeado por rocas y el más oriental por pinos. Cala Varques tiene además una gruta de grandes dimensiones que vale mucho la pena visitar. Por sus carácter poco accesible, esta cala no está en absoluto masificada y es uno de los lugares escogidos por algunos bañistas para practicar naturismo.

Cala Varques

Cala Agulla

Situada a 1,8 kilómetros de Capdepera, fue declarada en 1991 como Área Natural de Especial Interés por el Parlamento de las Islas Baleares. Se trata de una cala muy accesible por lo que tiene una afluencia considerable, aunque sin la masificación de otras playas más populares y turísticas. Motivos no faltan para que ser tan apreciada: aguas cristalinas, hermosa naturaleza circundante de pinares y rocas e inexistente urbanización.

Cala Agulla

Cala Mondragó

Ubicada dentro del parque natural de Mondragó, está flanqueada por un bonito pinar. Además, la forma de la bahía crea la sensación de estar rodeado de naturaleza virgen. Por lo demás, los encantos de esta cala saltan a la vista: agua turquesa y arena blanca que la convierten en un destino único para el relax. Por otro lado, esta cala cuenta con servicios de bar y un parking público que harán de tu jornada algo más agradable y cómodo si cabe.

Cala Mondragó

Cala Estellencs

Una playa muy pequeña que también tiene un puerto pequeño para pescadores. Está situada a 21 kilómetros de Andratx, entre Punta Rotja y Cala de Son Pruaga, en el mismo lugar donde desemboca el torrente de Son Fortuny. Presenta una unión perfecta con el entorno: su forma semicircular, encajada entre acantilados altos y verticales de arcilla roja, está rematada por pinos. Si buscas un sitio tranquilo y discreto en el que relajarte y disfrutar de las puestas de sol, éste es tu sitio.

Cala de Estellencs

Cala S’Almonia

La Cala S’Almonia es un esqueje de mar que se introduce en una costa cuajada de rocas lisas. Es un lugar algo agreste sobre cuyas elevaciones se asoma a las cristalinas aguas el bosque mediterráneo. Perfecto, en definitiva, para extender la toalla y disfrutar del sol. Actualmente esta cala cuenta con un acceso sólo para residentes, por lo que tendrás que tomar un autobús lanzadera en Santanyí. En cambio, si tu opción es un alquiler de coches en Mallorca, deberás aparcar en Cala Llombards y caminar un trecho hasta llegar a la cala.

S'Almoina, en Mallorca

Sa Calobra

Esta popular cala se ubica en el municipio de Escorca, en plena Sierra de Tramuntana. Se trata de un conjunto de dos playas que se abren al mar flanqueadas por acantilados rocosos. Aunque son más pedregosas que arenosas, cuentan con unas aguas turquesas y cristalinas y un entorno apacible que garantizan una experiencia de relax. Eso sí, no cuentan con tumbonas ni sombrillas, por lo que deberás llevarlas contigo.

Cala Sa Calobra, en Mallorca

 

Cala Mitjana

Esta es la opción para caleros experimentados, aquellos que son capaces de cualquier cosa con tal de disfrutar de una cala virgen, de difícil acceso y, en consecuencia, poco masificada. Se ubica muy cerca de Cala d’Or en el municipio de Felanitx, en el sur de la isla. Para llegar a esa deberás caminar unos kilómetros después de aparcar el coche, pero cuando llegues será como el descubrimiento del Paraíso: su arena blanca, el agua cristalina, las rocas y la vegetación te convencerán de que ha valido la pena.

Cala d’Or

Como te avanzábamos en anteriormente, muy cerca de Cala Mitjana se encuentra Cala D’Or. Un conjunto de calitas en Porto Colom, en el sudeste de la isla. Cuenta con excelecentes servicios y, en el caso de que te canses de tanta playa, en sus inmediaciones se encuentran otras atracciones que, como Es Fortí (la fortaleza militar del siglo XVIÏI) o el Parque Natural de Mondragó, complementarán a la perfección tu experiencia.

Cala d'Or, en Mallorca

Cala El Mago

Una cala tan paradisíaca que podrás transitar por ella como Adán y Eva en el Edén: completamente desnudo. El Mago es una cala con una larga tradición naturista ubicada en el municipio de Calviá. Debe su curioso nombre a la película homónima rodada en los años 60 y protagonizada por Anthony Queen y Michael Caine. Si buscas aguas cristalinas y tranquilidad, es una opción inmejorable entre las playas nudistas de la isla. Su entorno natural es, además, muy apacible. En definitiva: una calita ideal para que tu experiencia naturista sea lo más óptima posible.

Cala nudista de El Mago (Mallorca)

Cala Domingos

A poco más de 1 hora en coche de Palma, ya muy cerquita del municipio de Felanitx, se encuentra la Cala Domingo. Una playa de 150 metros de arena fina con bandera azul que cuenta con toda clase de servicios. Eso sí, te prevenimos, no es una cala secreta, por lo que en verano puede estar concurrida y presentar problemas para encontrar aparcamiento. Sin embargo, te aseguramos que vale mucho la pena.

 

IMG: PortadaCala Mesquida y Cala Varques, por Morfheos/Flickr; Cala Mondragó, por Misty/Flickr; Cala El Mago/playasbaleares.com; Cala Agulla/tuscasasrurales.com; S’Almoina/pixabay; Cala Estellencs/platgesdebalears.com

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Un comentario a “Mallorca en 10 calas paradisíacas

  1. Un top de calas muy top. El único apunte es que Cala d’Or no está en Portocolom sino en el municipio de Santanyí. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti