El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Te ofrecemos 5 destinos en Mallorca que te descubrirán la isla más tradicional y auténtica. Una experiencia diferente a la masificación del sol y playa.

Cuando pensamos en Mallorca suelen venir a nuestra mente imágenes de paradisíacas calas (o aglomeraciones de turistas tomando el sol en alguna playa masificada). Sin embargo, la llamada “isla de la calma” atesora un rico patrimonio cultural y natural que no siempre es bien conocido. Te proponemos 5 lugares que visitar en Mallorca que van mucho más allá de los consabidos sol y chiringuito. Una buena oportunidad para, si ya has estado, volar a Mallorca  y redescubrirla. Por cierto, ¿sabías que Islas Baleares, al igual que Cataluña, cuenta con una tasa al alojamiento turístico? Infórmate sobre las características de esta tasa y sus cuantías en nuestro estudio de las tasas turísticas en España y Europa.

Palma de Mallorca

Naturalmente, tenemos que empezar por la capital de la isla: Palma de Mallorca. Una ciudad de prácticamente 400.000 habitantes y una belleza patrimonial y urbana todavía por descubrir. Seguramente ya conozcas la famosa Catedral de Palma (la catedral gótica original con el rosetón más grande del mundo) o el Castillo de Bellver (único castillo gótico con patio circular). No obstante, un paseo por su casco viejo te descubrirá una multitud de palacios renacentistas y de iglesias barrocas que, a buen seguro, te cautivarán.

Además, Palma de Mallorca cuenta con un ramillete de edificios modernistas, muchos de ellos obra de contemporáneos de Gaudí, que no tienen nada que envidiar a algunas realizaciones del modernismo catalán más conocido. Por otro lado, Palma de Mallorca tiene la suerte de ser una ciudad tranquila y sin grandes aglomeraciones, por lo que un paseo por sus calles puede ser una experiencia de relax que agradecerás.

Calles del Casco Viejo de Palma de Mallorca

Valldemosa

Pequella localidad situada en el noroeste de la isla y de no más de 50.000 habitantes. Ofrece un gran interés cultural y natural por varias razones. En el aspecto cultural, podrás verlo rápidamente: su famosa Cartuja se erige sobre las encantadoras casitas tradicionales mallorquinas confiriendo una prestancia envidiable a las vistas del pueblo. Además, en Valldemosa estuvo alojado el célebre compositor y pianista polaco Chopin junto con su pareja sentimental George Sand. Puedes visitar su habitación, en donde se conserva el piano que usó durante su estancia. En cuanto al encanto natural, salta a la vista. El valle al cual se asoma Valldemosa es de una gran belleza. Y, si quieres darte un baño, siempre puedes darte un salto al Puerto de Valldemossa.

Vista de Valldemossa

Sóller

Para sacarle el mayor jugo a tu visita a Sóller, te aconsejamos que vayas a él en el conocido como Tren de Sóller. Un tren de principios del siglo XX que, desde Palma, te desplazará a la localidad de la que toma el nombre. El trayecto es una atracción por sí misma puesto que constituye una oportunidad única para disfrutar del hermoso paisaje mediterráneo de Mallorca.

Una vez en el pueblo, puedes descubrir el Sóller modernista, con algunos de los edificios diseñados por Joan Rubió, discípulo de Gaudí. También te espera el Sóller más tradicional, con las callejas estrechas y la arquitectura típica mallorquina.

Y si lo que quieres es una experiencia de naturaleza, siempre puedes visitar el valle de Sóller y su puerto natural, uno de los pocos refugios de los navegantes de la costa oeste de la isla.

Tren de Sóller en su paso por Sóller

Pollensa

Pueblo repleto de encanto situado en el extremo noroccidental de la isla. Es un pueblo especialmente apreciado por los mallorquines dado el encanto de su litoral. Es por ello un destino muy deseado por los amantes del deporte náutico. Sin embargo, si lo que quieres es pasar un agradable día, siempre tienes la opción de dejarte seducir por sus calles y su sabor tradicional. Son muy recomendables el Puente Romano y el mirador de Formentor, una atalaya donde podrás asomarte a lo más hermoso del mar y paisaje mediterráneo.

Vistas de Pollensa (Mallorca)

Serra de Tramuntana

Declarada Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural, la Serra de Tramuntana es una sierra que se extiende a lo largo de 90 km en el norte de la isla. No sólo constituye un destino priviligiado por si quieres practicar turismo natural o deportivo, también es una opción muy interesante para conocer la Mallorca más tradicional. La Serra de Tramuntana vertebra diversas localidades que, como los pueblos de Alaró, Deiá o Esporlas, valen la pena ser visitados.

Serra de Tramuntana

 

IMG:Portada: Palma de Mallorca, por Tommie Hansen/Flickr;  Palma de Mallorca, por Hans Poldoja/Flickr; Valldlemossa, por Petrus1969/Flickr; Soller, por Kunstee/Flickr; Pollensa, por Andrés Nieto Porras/Flickr; Serra de Tramuntana, por Fernando Guillén/Flickr.

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti