El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

La capital noruega asusta a los turistas, conscientes de las necesidades económicos que implica, de hecho es conocida como la “Ciudad más cara del mundo”… Pero, ¿es posible para todos viajar a Oslo? Lo primero que necesitamos es echarle valor, a partir de aquí, investigar para descubrir eventos grauitos (o casi) que harán de tu viaje algo realmente interesante y algo más económico. ¿Estáis listo para comenzar?

Guía gratuita de Oslo

La ciudad, hoy y ayer juega con la imaginación (y la cartera) de los viajeros, tomando en cierto modo el rol de “hombre del saco”. Aunque también es cierto que en la capital noruega podemos jugar con el presupuesto, aprovechando oportunidades para todo tipo de turistas.

Los mochileros bien saben que hay mil formas de luchar contra los precios y la huida de los euros… sí, una de esas herramientas que se nos presentan es CouchSurfing. Pero no es la única clave, Norwegian Air Shuttle también nos hace la llegada al país mucho más fácil.

Cambio de guardia

Todos los días a las 14:30 es recomendable que nos acerquemos al Palacio Real, es el momento y el lugar en el que tiene lugar el cambio de guardia. ¿En qué consiste? Algo más que un cambio convencional, es un espectáculo peculiar con mucha slow motion.

Pero hay más: el 17 de mayo es el día en que la familia real presencia este acto de su guardia. ¿Por qué esa fecha? Muy simple: es la celebración de la independencia, la cual se produjo en 1814, con lo que muchos noruegos vienen vestidos de la forma tradicional.

Bellas estatuas

En Oslo encontramos numerosos parque en los descansar sobre el verde césped, disfrutando al tiempo de las estatuas que en ellos se erigen. Merece la pena destacar el Parque de las Estatuas de Vigeland, donde nos veremos rodeados por auténticas obras maestras. Infinidad de estas creadas por Gustav Vigeland harán las delicias de los visitantes, y todas comparten una característica: representan desnudos artísticos.

Sol noruego

En los meses de verano podemos elegir entre las muchas playas de Oslo, ideales para disfrutar del sol. Sin embargo, suelen ser muy frecuentadas por los habitantes locales, razón por la que si queremos tener un buen lugar debemos llegar temprano por la mañana…

Celebración del Premio Nobel

Todos los años, el 10 de diciembre, la ciudad ve como se otorgan los premios Nobel. Como es de esperar, no podemos disfrutar de la ceremonia a no ser que contemos con una invitación especial, pero sí que se puede disfrutar de lo que se crea alrededor: caso de la costumbre del público de portar antorchas. Además, se celebra un concierto gratuito para la ocasión, un evento en el que participan artistas de todo el país y así cantar juntos el himno de la paz.

Antorchas

Una de las más hermosas tradiciones y sensación en la capital en septiembre. Es entonces cuando la población, con motivo del equinoccio de otoño, recorre el camino junto al río y la “Akerselva” portando antorchas. El complemento perfecto para esto son las exposiciones de artistas y músicos que se llevan a cabo con motivo de esto.

Museos

La ciudad cuenta con numerosos museos, empezando por el de Stenerson, el cual alberga una vasta colección de arte noruego. De aquí podemos pasar el Museo de Historia, donde encontramos artefactos curiosos procedentes de todo el mundo.

Nos gustaría destacar el Museo Munch, como es de esperar dedicado a la obra del genio Edvard Munch. Entre todas las grandes obras, destaca la más conocida, El Grito.

Increíbles vistas

A pocos metros de la ciudad se encuentran las instalaciones de salto para el esquí, llegar a la cima nos permite disfrutar de unas vistas espectaculares desde el núcleo histórico a los fiordos.

El acceso a la torre merece la pena, es posible hacerlo en ascensor. Aunque cuidado: al llegar arriba debemos pagar la entrada al Museo de la Ciencia.

En busca de aventura

Si el paisaje urbano ya nos dejan en estuco con sus numerosas islas esperando ser exploradas, solo tenemos que tomar un tranvía y en 15 minutos hacia le norte nos adentramos en la naturaleza, en concreto en los bosques de Oslomarka. Dependiendo de la temporada, podemos pasear o esquiar por su territorio.

Como ya hemos dicho, podemos encontrar los billetes de avión a Oslo a muy buen precio. Por su parte, el precio medio del alojamiento en la capital noruega es de unos 90 €. ¡Tu viaje a Oslo comienza en liligo.com!

Y vosotros, ¿habéis estado aquí antes? Si es así, ¿qué consejos darías a la comunidad viajera?

Fotos: Andreas Overland, Abbilder, gorfor Mundial de Grey, aromanos, Overland Andreas / CC Flickr.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


2 comentarios to “Oslo, la ciudad más cara del mundo a bajo coste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti