El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Les decimos a los niños que deben leer más y nosotros somos los primeros en reconocer que la teoría pura y dura, aquella que se come directamente de los libros, a veces es directamente comparable a un plato al que has olvidado la sal. En este sentido, cuando se trata del interés por la historia de la civilización y de nuestros antepasados, los museos de arte son uno de los lugares donde la experiencia vívida y la oportunidad de maravillarnos hacen que nos acordemos inmediatamente de ponerle sal a la vida.

Más allá del Louvre, de París, y de la National Gallery, de Londres, cuya grandeza e influencia es indudable a nivel mundial, te presentamos 3 de los museos de arte europeos que más te harán vibrar.

La Galería de la Academia

Es algo grande: se trata de la galería de la antigua Academia de Bellas Artes de Florencia (1563), una de las mejores escuelas de arte de su época y la cuna de lo mejor del arte italiano desde la época del Duecento. La apertura de la galería en 1784 fue pensada como un espacio de inspiración para nuevos artistas, y actualmente alberga algunas de las obras de arte más reconocidas del mundo, con autores como Botticelli o Miguel Ángel Buonarroti. Uno de los mejores productos de este último, la estatua original del David, una obra colosal reconocida por la belleza y la naturalidad con que es esculpido el cuerpo, se puede contemplar en la misma Galería de la Academia.

Fotografía de la escultura original del David, de Miguel Ángelo, la cual puede visitarse en las Galería de la Academia de Florencia.

El Prado

Ofrece una de las más grandes exposiciones a nivel mundial del arte producido durante los siglos XVII, XVIII y XIX. Nombres de peso como Velázquez, El Greco, Tiziano, Rubens o El Bosco tienen una presencia muy fuerte en las dependencias de El Prado, y la joya por excelencia es la inmensa colección de uno de los pintores españoles más reconocidos internacionalmente: Francisco de Goya. La procedencia de muchas de las obras que residen en el museo se sitúa entre las propiedades de los más importante reyes españoles, los cuales muchas veces encargaban las pinturas personal y expresamente. Es por este motivo que El Prado se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de lo que fue la Escuela Pictórica Española.

La familia de Carlos IV (1800), una de las obras pictóricas más importantes de Goya.

Los museos vaticanos

Los actualmente llamados museos vaticanos, en plural porque con este nombre se conoce al conjunto de colecciones de arte de los Papas expuestas actualmente en varios edificios-museo, empezaron a existir durante el siglo XV como colecciones privadas. No fue hasta la segunda mitad del siglo XVIII que, juntamente con las Galerías Pontificias, los Museos Vaticanos nacieron como tal, al permitirse el acceso del pueblo a este inmenso testimonio de la grandeza de la antigua capital del imperio romano. La Ciudad de Vaticano alberga, pues, el más importante legado artístico. Si planeáis vuestra visita de cara al verano, recordad que para acceder a las dependencias del Vaticano es imprescindible vestir con las rodillas y los hombros cubiertos.

Muchos de los accesos, puertas y escaleras de los museos vaticanos son obra de algunos de los mejores artistas internacionales. En la fotografía, las escaleras de Giuseppe Momo, la cuales dan salida a los Museos Vaticanos.
Fotos: Wikipedia

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti