El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

¿Te apasiona la Edad Media? Te mostramos algunos de los mejores monumentos del periodo que se salen de los consabidos castillos: catedrales, monasterios, palacios, panteones, lonjas y más.

España posee uno de los más exuberantes patrimonios medievales del mundo (de hecho, en Juego de Tronos lo saben bien). Te proponemos un tour por algunas de las maravillas de la Edad Media en España a través de todos los estilos (prerrománico, románico, gótico y mudéjar) y las funciones (civil y religiosa). Monumentos muchos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que, sin embargo, no son tan conocidos como debieran. Así que si eres un apasionado de la época, te aconsejamos que te pongas en ruta, algo que puedes hacer recurriendo a liligo.com y su búsqueda multitransporte que te ofrece los mejores precios en avión, tren, bus y coche compartido.

Catedral de Palma de Mallorca 

Una catedral única debido a dos razones: es una de las pocas catedrales que encara el mar y tiene el que es considerado como el mayor rosetón gótico original del mundo. Se trata de un edificio cuya construcción se dilató siglos, por lo que recoge un poco de cada uno de los estilos que fueron sucediéndose a lo largo de tan extenso periodo. Así, podemos ver desde gótico a neogótico pasando por el periodo renacentista y barroco. Si te gusta especialmente el arte, además, has de saber que en su interior puedes ver obras de Antoni Gaudí y Miquel Barceló.

Catedral de Palma de Mallorca

Sin embargo, uno de los mayores encantos de la catedral está en el acontecimiento que ocurre dos veces al año: muy temprano el sol se cuela por el rosetón mayor y proyecta sus luces de colores muy cerca del rosetón menor, creando así la forma de un ocho. Además, si te sitúas en el Baluart de Sant Pere, podrás ver la silueta de la catedral con el rosetón iluminado: parece que la catedral está encendida por dentro aunque, en realidad, es el sol. Un espectáculo para no perderse que te explicamos más detalladamente en este artículo.

Exterior de la Catedral de Palma


Efecto lumínico de los rosetones de la Catedral de Palma

Catedral de Teruel

Quizás uno de los ejemplos más hermosos y perfectos del estilo mudéjar. Con ese nombre se denomina un arte que únicamente se ha producido en España. Y tiene todo el sentido, dado que se trata de un estilo que conjuga las tipologías de la arquitectura cristiana con los materiales, las soluciones constructivas y la decoración propia de los usos de la arquitectura andalusí. No en vano, los mudéjares eran aquellos musulmanes que vivían en los territorios conquistados por los cristianos durante la Reconquista. El resultado está a la vista. Un híbrido que sin embargo conserva una extraordinaria armonía. Tanto es así que está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Catedral de Teruel

Y si ya te ha cautivado por fuera, espera a descubrir su interior. La cubierta de la nave principal se llevó a cabo con esta decoración en artesonado. Una verdadera maravilla.

Decoración de la nave principal de la Catedral de Teruel

Salón del Tinell (Barcelona)

Construido en el siglo XIV, tenía la función de ser la sala de ceremonias del Palacio Real. Está situado en el famoso Barrio Gótico de Barcelona, por lo que visitarlo puede considerarse un must para los que quieran disfrutar de la Ciudad Condal. Si te gusta la Historia, has de saber que, según una teoría bastante aceptada, fue el escenario que acogió la audiencia entre Colón y los Reyes Católicos tras el primer viaje del navegante a América (como te contábamos en este artículo sobre Colón). Lo armonioso de su espacio sigue siendo todavía muy apreciado, tanto es así que el Ayuntamiento de Barcelona lo alquila para la realización de eventos. Una función, la de salón de ceremonias, que sigue manteniendo a pesar del correr de los siglos.

Salón del Tinell en Barcelona

San Isidoro de León 

Un monumento que vale la pena ser visitado no sólo por su belleza exterior sino por el tesoro que acoge en su interior. En efecto: las bóvedas del Panteón de los Reyes (en donde descansaban los restos de los monarcas de León) contienen unas pinturas que se consideran como algunas de los frescos mejor conservados de toda la Edad Media. De hecho, algunos la denominan como la “Capilla Sixtina del Románico”. Un título muy propio de guías turísticas que, en este caso, está totalmente justificado.

En ellas se representan escenas de la Natividad, Pasión y Resurrección de Jesucristo, aunque las pinturas más populares son aquellas que aluden al zodiaco y el calendario agrícola. ¿Qué podrían pintar -nunca mejor dicho- esas escenas en un panteón de reyes? No lo sabemos, aunque hay quien asegura que se trataría de una alegoría sobre el paso del tiempo.

Bóvedas en San Isidoro de León

Son estas pinturas las que más atraen la mirada del hombre actual. Y no es para menos: la ingenuidad y factura de las mismas las convierte en algo curiosísimo. Y si te gusta especialmente la Edad Media, pasarás un buen rato contemplándolas: resultan todo un muestrario de la vida cotidiana durante este periodo.

Pinturas en San Isidoro de León

Pinturas de San Isidoro de León.

Santa María del Naranco (Asturias)

Palacio construido en el año 848 y luego reconvertido en iglesia, es uno de los más hermosos ejemplos en toda Europa de lo que ha venido denominándose como prerrománico. Como decimos, en un principio fue planteado como un salón de recepciones para el rey Ramiro I, reservándose los ritos religiosos para la cercana, y también de visita muy recomendable, iglesia de San Miguel de Lillo. Ambos monumentos, por cierto, son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y con toda la razón. Visitar Santa María del Naranco es toda una experiencia: su estructura compacta y la naturaleza circundante confiere a esta construcción un halo de misticismo que vale la pena experimentar.

Santa María del Naranco

Real monasterio de Santa María de Guadalupe (Cáceres)

Cajón de sastre medieval en donde se dan cita el románico, el gótico y el mudéjar. Una combinación que, entre otras muchas cualidades, le ha merecido el ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A pesar de reunir estilos artísticos tan dispares, el conjunto irradia una misteriosa armonía. Para muestra un botón:

Monasterio Real de Santa María de Guadalupe

Además, una de las partes que no puedes perdertes es su maravilloso claustro, en el que si te asomas, puedes ver desde arcos góticos a arcos hispano-árabes. Asimismo, en su interior puedes disfrutar de dos museos: uno dedicado a los bordados y otro de escultura y pintura que atesora obras de Zurbarán, El Greco, Goya entre muchos otros. Ahí es nada.

Monasterio de Santa María de Gudalupe

Lonja de la Seda (Valencia)

Aunque cronológicamente fue construida a finales del siglo XV, cuando en Italia el Renacimiento ya estaba funcionando a toda máquina, la incluimos por su ser un ejemplo extraordinario de gótico civil. Construida como una versión ampliada y mejorada de la Lonja de Palma de Mallorca, ostentaba la función propia de las lonjas: el de espacio para el intercambio comercial, especialmente de todas aquellas mercancías que llegaban a Valencia en barco. Hoy es un espacio que puede visitarse y que no deja indiferente: la prestancia de su interior junto con las columnas enroscadas -también llamadas “salomónicas”- son algo que siempre fascina.

Lonja de la Seda en Valencia

IMG: Portada/turismoasturias.com; Catedral de Mallorca/Shutterstock, Portada, por Tomle Hansen/Flickr; elmundo.es; Santa María del Naranco/turismoasturias.es; Catedral de Teruel/unpaispararecorrerselo.blogspot.es, wikipedia; Fotos de San Isidoro de León/arquivoltas.com; Salón del Tinell/barcelona.cat; Lonja de la Seda/fedepesca.org

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti