El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Acompáñanos en nuestra inmersión por una de las ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La localidad madrileña de Alcalá de Henares es bien conocida por los amantes de la literatura. Incluso por los que no lo son tanto. Y es que en esta localidad nació Miguel de Cervantes, inmortal autor de Don Quijote de la Mancha. Hoy en día la localidad muestra orgullosa su condición de patria chica del escritor. Motivo sobrado por el que fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Pero en Alcalá de Henares sobran motivos: en ella también se fundó una de las más antiguas y prestigiosas universidades renacentistas. En fin, no te avanzamos más. Simplemente, déjate llevar por nosotros en nuestro tour.

Plaza de Cervantes

Lo mejor es comenzar por el principio. Por eso nos situamos en la Plaza de Cervantes, núcleo del casco histórico de Alcalá. Y centro del prestigio que la acompaña como lugar de nacimiento de Cervantes. Y es que sus paisanos tienen muy clara la importancia del escritor. Por ello, el lugar más significado de la ciudad lleva su nombre. La identificarás rápidamente por su amplitud y, sobre todo, por estar presidida por una escultura de Cervantes.

Plaza de Cervantes (Alcalá de Henares)

Se trata de un espacio definido también por sus zonas ajardinadas y por un curioso monumento que vale mucho la pena como curiosidad: el Corral de Comedias. Es decir, lo que hoy denominaríamos teatro. También vale la pena visitar la Capilla del Oidor, donde, según dicen, se encuentra la pila bautismal de Cervantes. Esta plaza, además de proporcionarte la instantánea más icónica de la ciudad también te encaminará a la Calle Mayor, la cual arranca en esta plaza.

Localidad de Alcalá de Henares, en Madrid

Calle Mayor

Pasear por la Calle Mayor es la mejor manera de imbuirse del ambiente de Alcalá de Henares. Se trata de una calle porticada de 400 metros. Una de las calles porticadas mejor conservadas de Europa. De hecho, sigue el trazado de una calzada romana. Y es que la herencia romana de Alcalá es muy importante, como veremos más adelante. En todo caso, ahí te saldrán al paso numerosos bares y terrazas donde tomarse algo. ¿Y es que hay algo mejor que tomarse una tapa en el lugar que recorría el protagonista del Buscón de Quevedo? Además, se encuentra tan bien conservada que pasear por ella es todo un retorno al pasado. Su aire medieval y renacentista te cautivará.

Calle Mayor, Alacalá de Henares

Casa natal de Cervantes

Caminando por la Calle Mayor te saldrá al paso uno de los lugares más visitados de Alcalá y uno de los museos con más visitas de la Comunidad de Madrid. No es para menos dado que es donde se piensa que nació Cervantes. La encontrarás porque en su puerta, sobre un banco, verás las esculturas de Don Quijote y Sancho estableciendo una animada conversación. Por lo demás, el interés de la visita es estar donde se piensa que nació Cervantes. Todo el resto es una evocación, eso sí preciosa, de una casa española del siglo XVI. Así, podrás ver cómo eran las casas en aquel entonces, su distribución e incluso su mobiliario. ¡Además la entrada es gratuita!

Casa de Cervantes

Universidad de Alcalá de Henares

Llegamos a otro de los motivos por los que Alcalá de Henares es Patrimonio de la Humanidad. Y es que la UNESCO consideró que Alcalá de Henares es la primera ciudad que realizó un diseño y construcción específicos para albergar una universidad. Este trazado inspiraría, además, experiencias similares en Europa y América. ¡Casi nada! Desde luego, sí salta a la vista que el Cardenal Cisneros, promotor de esta universidad, se lo tomó muy, muy en serio. No hay más que ver la calidad de la construcción. Una belleza que se aprecia desde la misma puerta: su fachada plateresca es absolutamente fastuosa. El plateresco es el particular estilo que floreció en España en la transición entre el gótico flamígero y el incipiente Renacimiento. Resumiendo: un goze para los sentidos.

Fachada de la Universidad de Alcalá de Henares

No menos fastuoso es su interior, dominado por un patio central de tres alturas. Un espacio que, sin duda, resulta de gran elegancia y prestancia, como corresponde a una universidad que fue la primera en publicar una versión trilingue de la Biblia. Las lenguas que se incluían en esta versión de la biblia era el hebreo, el griego y el latín. Sin duda toda una muestra de la relevancia que llegó a tener esta universidad y que ha sido merecidamente reconocida por la UNESCO.

Interior de la Universidad de Alcalá de Henares

Catedral magistral

La pasión por el conocimiento que ha caracterizado a Alcalá de Henares no se queda en su universidad. Y es que esta ciudad madrileña también alberga una Catedral Magistral. Es decir, una catedral en el que los canónigos miembros del cabildo son doctores en Teología. Una circunstancia que no es tan habitual si tenemos en cuenta que sólo la Catedral de Lovaina comparte con su homóloga alcalaína este título en todo el mundo. Consagrada a los santos Justo y Pastor destaca por su reforma tardogótica y renacentista, que le otorgó la prestancia de la que goza hoy en día. Sin duda otro de los elementos que hacen de Alcalá una ciudad irrepetible.

Catedral magistral de Alcalá de Henares

Museo Arqueológico

Terminamos en donde todo empezó: la ciudad romana de Complutum. Como hemos podido ver a lo largo del artículo, esa presencia romana ha estado muy presente en la ciudad. Por ejemplo, su Calle Mayor sigue el trazado de la antigua calzada romana. Asimismo, algunas de las columnas de sus soportales reutilizaron materiales de antiguas construcciones romanas. Y, muy elocuentemente, la primera denominación de su universidad fue la de Complutum. Pues bien, una buena manera de acercarse a esta herencia es visitando el Museo Arqueológico. En él podrás ver interesantes piezas de la época romana como, por ejemplo, estupendos mosaicos. Y, de nuevo, ¡la entrada es gratuita!

Viajar a Alcalá de Henares: información práctica

Alcalá de Henares: ficha práctica

  • Hora: La misma que en Península y Baleares y una hora más que en Islas Canarias.
  • Clima: Inviernos fríos y veranos muy calientes.
  • Eventos anuales destacados: La Semana Cervantina a principios de octubre. El día grande corresponde con el 9 de octubre, día del nacimiento de Cervantes.

¿Cómo llegar a Alcalá de Henares?

Alcalá de Henares no cuenta con aeropuerto propio, por lo que la manera más fácil de llegar a ella es reservando unos vuelos baratos a Madrid; ya en la capital, se puede tomar un tren o un autobús que te lleve a esta localidad tan cervantina. La duración media del trayecto es de 40 minutos.

¿Cuándo es la mejor época para viajar a Alcalá de Henares?

Alcalá de Henares goza de encantos que no tienen temporada. Eso sí, los inviernos son fríos, pudiéndose llegar a mínimas de 1 grado. Asimismo, los veranos suelen ser bastante cálidos, por no decir tórridos. Lo más aconsejable es visitarla en primavera o otoño. Incluso, si eres un amante de la literatura, lo mejor podría ser visitarla en octubre, cuando el tiempo acompaña más y, además, tiene lugar la Semana Cervantina.

¿Cómo moverse por Alcalá de Henares?

Alcalá no es en modo alguno un pueblo o una pequeña localidad. Pero tampoco es una ciudad grande que requiera de tomar el transporte público para recorrer grandes distancias. Por tanto, sus encantos, concentrados mayormente en su casco viejo, son totalmente visitables a pie. De todos modos, si tienes pensado tomar el transporte, tienes 11 líneas de bus interurbano a tu disposición. El coste del billete se sitúa alrededor de 1,30 €.

También te podría interesar…

 

IMG: iStock.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti