El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   8 min lectura

La isla de Córcega goza de una gran riqueza paisajística y cultural. Playas, montañas y pueblos pintorescos te esperan en la justamente denominada «Isla de la Belleza».

Córcega es una isla mediterránea en estado puro. Esto significa que en Córcega encontrarás desde hermosos paisajes, playas y montañas hasta pueblos donde la huella de la historia puede rastrearse en cada calle y en cada piedra. No en vano, fue la isla que vio nacer a Napoleón Bonaparte y la causa de que tan importante personaje fuera conocido en su tiempo con el sobrenombre de «El Gran Corso».

Ajaccio

Situada en el sur de la isla, es muy conocida por ser la capital de Córcega y el lugar de nacimiento de Napoleón. Se trata de una pequeña ciudad portuaria de no más de 65.000 habitantes. Ajaccio es, sobre todo, una ciudad de vistas, para ser paseada tranquilamente más que para ser recorrida a través de atracciones turísticas. Una de las vistas de Ajaccio que más y mejor se recuerda es la que puede obtenerse en las conocidas como Islas Sanguinarias. A pesar de lo truculento que suena, este nombre designa la belleza de las puestas de sol. Cuando la luz se refleja en sus rocas de pórfiro, crea una gran variedad de tonalidades rojas y encarnadas.

Y, por supuesto, si quieres sacarle jugo a Ajaccio por la vertiente cultural, siempre tendrás a Napoleón, a quien se ha dedicado una gran variedad de atracciones turísticas. De entre ellas destaca, como no puede ser de otro modo, su casa natal. Una visita obligada para los amantes de la Historia.

Córcega

Bastia

Es la segunda ciudad en importancia de la isla. Se enclava en el norte de la isla, muy cerca de la cordillera que atraviesa Córcega. Bastia se trata de una ciudad portuaria fundada por los genoveses en el siglo XIV. Es por ello que tiene un aspecto inconfundiblemente italiano, sobre todo en la exuberante arquitectura barroca que puebla sus calles. Por tanto, un recorrido por las calles de la Terra Nova (la Citadelle) puede ser una buena toma de contacto. Y, por supuesto, como ciudad portuaria que se extiende por las colinas ofrece unas maravillosas vistas que no puedes perderte.

Vista de Bastia (Córcega)

Calvi

Se trata de otra ciudad de fundación genovesa, que actualmente cuenta con poco más de 5.000 habitantes. Al igual que Ajaccio, conjuga de manera su riqueza natural con la cultural. La Ciudadela erigida por los genoveses permite disfrutar del hermoso enclave paisajístico de Calvi. Desde allí podrás ver los picos de la cordillera y su famosa bahía, la cual pasa por ser una de las más hermosas de Córcega.

Vistas de la ciudadela de Calvi

Y si te has quedado con ganas de más, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo en el que te sugerimos un «road-trip» por Córcega. Después de leerlo, no te va a quedar ninguna duda de por qué a Córcega la llaman «La Isla de la Belleza».

Porto-Vecchio

Situado en el sur de Córcega, Porto-Vecchio es sencillamente uno de los destinos más populares de la isla, especialmente en verano. No estarás solo si vas en temporada alta, ya que la población se quintuplica durante las vacaciones de verano. Además del encanto del centro de Porto-Vecchio, también podrás disfrutar de las playas de arena fina. Recomendamos Rondinara, Palombaggia y Santa Giulia, por nombrar algunas. Si buscas las mejores playas de Córcega, es probable que muchas de ellas estén en Porto-Vecchio. Además de las playas, puedes visitar el bosque de Cavu con sus cascadas y piscinas naturales, o el Ospedale y el Col de Bavella para disfrutar de hermosos paisajes y vistas impresionantes.

Córcega (Porto Vecchio)

Bonifacio

Se trata de un destino imprescindible si se visita el sur de la isla. También muy popular en verano, la pequeña ciudad de sólo 3.000 habitantes te sorprenderá con sus casas en los acantilados y sus actividades naturales.

En la propia ciudad, vale la pena echar un vistazo a la ciudadela, a la Puerta de Génova, a la Escalera del Rey y a la Iglesia de Sainte-Marie Majeure, por citar sólo las más importantes. Cabe destacar que, a pesar de su reducido tamaño, Bonifacio cuenta con otras 4 iglesias repartidas por la ciudad.

Si prefieres realizar actividades, la elección está de nuevo llena de posibilidades. No hay más que elegir: los numerosos paseos, como el camino que lleva al faro de Pertusatu, las islas Lavezzi, las numerosas playas de la zona, así como los diversos deportes acuáticos disponibles…

Bonifacio (Córcega)

Calvi

Este destino es sencillamente de postal, con sus edificios al borde del agua, bosques y montañas. El casco antiguo tiene un encanto que no te dejará indiferente. Te recomendamos que visite la ciudadela. Una vez más, hay una amplia oferta de actividades en los alrededores de Calvi, desde deportes acuáticos hasta excursiones.

más completos y difíciles de FranciaCalvi (Córcega)

GR20

Los más deportistas deben saber que Córcega ofrece uno de los senderos de gran recorrido más completos de Francia. Esta actividad se recomienda sólo si se tiene un mínimo de entrenamiento y condición deportiva.

Esta ruta, compuesta por 16 etapas para un total de unos 200 kilómetros, te permitirá cruzar Córcega de un lado a otro y descubrir paisajes sublimes. Una experiencia única pero que requiere un mínimo de preparación. No olvides reservar bien tu alojamiento y venir con el equipo adecuado.

Senderos de largo recorrido en Córcega

Sartene

Situado cerca de Porto-Vecchio, Sartène es uno de los pueblos típicos de Córcega. No lo decimos nosotros, sino Prosper Mérimée, el célebre escritor francés, cuya cita está disponible en la entrada: «El más corso de los pueblos corsos».

Caerás bajo el hechizo de su arquitectura medieval, con calles estrechas y un dominio de la piedra en el estilo arquitectónico. Un pequeño consejo para los amantes de la gastronomía: acude a la oficina de turismo para informarse de las especialidades que puedes probar durante su visita.

Sartene (Córcega)

Saint-Florent

La ciudad de Saint-Florent es a menudo comparada con Saint-Tropez por la afluencia de turistas. Pero la comparación termina ahí, porque las dos ciudades no tienen nada más en común. Si se decide a ir allí, suele ser por una de estas dos razones:

  • ¡Las playas! Como habrás comprendido, hay pocos lugares en Córcega que no tengan playas dignas de ese nombre y Saint-Florent no es una excepción.
  • El desierto de Agriates, que veremos justo en el siguiente apartado.

Y ya que estamos, ¿por qué no hacer una pequeña excursión a la ciudadela y la catedral de Saint-Florent, ambas muy bonitas?

Desierto de Agriates

Esta parte de la isla es fácilmente accesible en barco desde Saint-Florent. No te dejes engañar por el nombre, no se trata de un desierto propiamente dicho, sino de un territorio de más de 16.000 hectáreas que fue utilizado hasta finales del siglo XIX como «granero» de Córcega, con presencia de cultivos de trigo (obviamente) pero también de cítricos y olivos.

¿Qué puedes hacer allí? Hay varias opciones:

  • Disfrutar de las playas, que están menos concurridas que en el resto de la isla porque son menos accesibles.
  • Descubrir una parte del desierto a pie, en bicicleta o en 4×4.

Corte

Capital histórica de Córcega, esta ciudad alta te permitirá conocer un poco más la historia de la isla, todo ello en un marco paradisíaco. De hecho, Corte está simplemente situado en medio de una densa vegetación.

Si visitas Corte, ve a ver la ciudadela (la única de la isla que no está en la costa), el museo de antropología, el mirador y la fuente de los 4 cañones. No dudes en pasear por la ciudad, ya que no es muy grande y sería una pena no poder detenerse en ella.

Para la gastronomía, la tienda de comestibles Ghionga es una visita obligada. Ofrece una amplia gama de productos corsos, como quesos y embutidos, entre otros.

Corte (Córcega)

Cap Corse

La parte norte de la isla, fronteriza con Francia e Italia, permite apreciar aún más que en otros lugares la mezcla de mar y montaña que tanto caracteriza a Córcega. Se trata de una estrecha lengua de tierra que se adentra en el mar desde Bastia.

Esta parte de la isla de la belleza es bastante salvaje aunque encontrarás muchos pueblos como Erbalunga, Sisco, Nanza o Canari.

Si te interesa esta parte de la isla, tiene dos opciones. Puedes alquilar un barco para dar la vuelta a la isla, parando de vez en cuando para descubrir los diferentes pueblos costeros y disfrutar de las vistas desde las montañas. O hacer una excursión (también es posible hacer ciclismo de montaña).

Por si fuera poco, varias playas excepcionales te darán la bienvenida y tendrá la ventaja de estar más solo que en las playas de Porto-Vecchio o Bonifacio, por ejemplo.

Calanques de Piana

Las calanques, esa especie de pequeñas rías o fiordos, no son exclusivas de Marsella. Por supuesto, también puedes encontrarlas en Córcega. Nuestras favoritas son, sin duda, las calanques de Piana, que ofrecen un entorno paradisíaco que combina mar y (pequeñas) cumbres montañosas. Ni que decir tiene que es imposible llegar en coche, por lo que tendrás que dar un paseo.

Calanques de Piana (Córcega)

Purcaraccia

El bosque de Cavu, cerca de Porto-Vecchio, no es el único lugar de Córcega donde se pueden ver piscinas naturales. Descubre estas magníficas cascadas de agua cristalina y disfruta de un entorno 100% relajante. O, para los más aventureros, de una excursión de barranquismo.

Viajar a Córcega: información práctica

Córcega: ficha básica

  • Capital: Ajaccio
  • Población: 320.120 habitantes
  • Lengua oficial: Francés
  • Religión: Católica
  • Moneda: Euro
  • Mejor época para viajar: Como cualquier isla del Mediterráneo, todas las épocas del año son adecuadas para visitarla. Sin embargo, el verano es una de las méjores épocas para disfrutarla.

¿Cuándo ir a Córcega?

El clima de Córcega es más que agradable durante todo el año, con temperaturas más altas que las del continente. Por ello, lo más aconsejable es reservar unos vuelos baratos a Córcega para viajar primavera y el verano, las épocas ideales para visitar la isla. Evite el invierno y los meses lluviosos (enero, febrero y marzo), ya que es cierto que es más agradable descubrir la isla con sol. Sin embargo, ¡cuidado con las multitudes de turistas en verano!

¿Cómo moverse por Córcega?

El medio de transporte dependerá en gran medida de lo que quieras hacer y visitar durante su viaje a Córcega. Como casi no hay ferrocarril, te recomendamos encarecidamente un alquiler de coches en Córcega para disfrutar de todas las maravillas de la isla a tu ritmo y con total libertad. Si vas a la isla en ferry, también puedes ir con tu propio vehículo.

También te podría interesar…

 

 

IMG: Bastia, por cremona danlel; Calvi, por leo.laempel/Flickr

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti