El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Te descubrimos la Ribeira Sacra, una región que se extiende a lo largo de más de 5.000 hectáreas en donde podrás disfrutar de un turismo paisjaístico, cultural y gastronómico de gran calidad.

La Ribeira Sacra es un destino turístico por descubrir. Una extensa área gallega que atesora grandes atractivos paisajísticos culturales y gastronómicos, en especial, enológicos. Una combinación extraordinaria que merece una visita, sobre todo en verano, dadas las temperaturas moderadas habituales en Galicia. ¡Qué más se puede pedir! Te informamos a fondo de esta zona para que te adentres en ella en tu viaje a Galicia.

¿Qué es la Ribeira Sacra?

Se conoce como Ribeira Sacra el área de 5.914 hectáreas que incluye las riberas del río Miño, Sil y Cabe y que se extiende por el sur de la provincia de Lugo y el norte de Orense. El origen del nombre no se conoce a ciencia cierta, pero se piensa que puede proceder de la extraordinaria concentración de monasterios -hasta un total de 18- existente a lo largo de sus ríos y montañas. Es, además, una región cuyos vinos ostentan denominación de origen y cuya fama se remonta al Imperio Romano.

Los municipios comprendidos en este área son, en la provincia de Orense, Castro Caldelas, Montederramo, A Teixeira, Parada de Sil y Nogueira de Ramuín; y, por parte de Lugo, Chantada, Carballedo, O Saviñao, Pantón, Sober, Monforte de Lemos, A Pobra de Brollón y Ribas de Sil.

Mapa de la Ribeira Sacra

Riqueza paisajística: los cañones del Sil y el Miño…

El paisaje es una de los aspectos más celebrados de la Ribeira Sacra. Y no es para menos: la erosión fluviaria del Sil y el Miño han creado en algunos tramos unos hermosos cañones que llegan a tener una profundidad de 500 metros. Los cañones más espectaculares y de mayor profundidad corresponden al río Sil, mientras que los del río Miño muestran una pendiente más suave. Como reza el dicho gallego: “El Sil lleva el agua y el Miño la fama”.

Ambos ríos son navegables en catamarán, por lo que esta opción es excelente para disfrutar el paisaje. Para recorrer el Sil, los embarcaderos orensanos de Santo Estevo (Nogueira de Ramuín) y Abeleda (Castro Caldelas) pueden ser la mejor opción. Por su parte, para embarcarse en el Miño te aconsejamos hacerlo desde en Belesar (Lugo).

Cañón del Sil

 … y los robledos, alcornocales y viñedos

La población de robledos es tan grande en la Ribeira Sacra que hay quienes piensan que la etimología de Ribeira no vendría de ribera sino de rovoyra, robledal. Le sigue en presencia el castaño y, debido a las particulares condiciones climáticas, el alcornoque y el madroño, dos especies más propias del paisaje Mediterráneo.

¡Y cómo no, los viñedos! Algunos de ellos se extienden por las laderas de los cañones, lo cual es uno de los grandes paisajes de la Ribeira Sacra.

Vista de los viñedos en la Ribeira Sacra

Ruta cultural: los monasterios

La Ribeira Sacra está salpicada de una gran cantidad de monasterios, tantos que de ahí ha tomado la región el apelativo de sagrada. Una de las posibles razones de esta proliferación puede ser bastante profana: la tradicional producción de vino en la zona. Durante la Edad Media, muchos monasterios se encargaban de la producción de esta bebida, por lo que esta hipótesis no resulta muy aventurada.

Sea lo que sea, la cantidad de monasterios que se nos ha legado es extraordinaria. Muchos de ellos pueden visitarse e incluso servirnos de alojamiento: más de uno ha sido convertido en parador. Es el caso del Monasterio de Santo Estevo, en Orense. Una maravilla arquitectónica, erigida en el medio de un exuberante entorno natural. Vale la pena dejarse caer por él para apreciar a fondo su belleza y disfrutar del recogimiento de sus claustros.

Es sólo una muestra de lo que puedes encontrar. Te aconsejamos que te dejes sorprender por el patrimonio cultural de la Ribeira Sacra. Es tanto que, simplemente, te irán saliendo al paso. Y no sólo monasterios: un impresionante legado de iglesias y ermitas románicas te están esperando.

Claustro del Monasterio de San Estevo

Riqueza gastronómica: el vino

El microclima creado por los ríos facilita enormemente la maduración de la uva. De hecho, el cultivo de los viñedos ha vertebrado la idiosincrasia de la zona durante siglos. Ya en el Imperio Romano estos vinos eran muy apreciados. Una consideración que ha llegado hasta hoy, al recibir la denominación de origen en 1997. Si optas por recorrer el río en catamarán, podrás ver los viñedos brillando bajo el sol en las laderas escalonadas. Todo un espectáculo.

Socalcos en las laderas de la Ribeira Sacra

Cualquier parada en los municipios comprendidos en este área pueden ofrecerte estos deliciosos vinos. Para los más enólogos, existe incluso una ruta del vino que bien merece ser considerada. Esta tradición vinícola convierte a la Ribeira Sacra en una experiencia para todos los sentidos que no puedes perderte.

Vendimiando en la Ribeira Sacra

A pesar de no ser todavía un destino turístico muy conocido en España, la región ofrece una gran cantidad de servicios turísticos para que le saques todo el jugo. Existen varias rutas, un tren enoturístico, actividades de senderismo, miradores, playas fluviales e, incluso, viajes en globo para que puedas verla desde lo alto. Anímate a descubrir todas estas opciones en la web de turismo de la Ribeira Sacra.

¿Pensando en viajar a Galicia? Suscríbete a nuestra alerta de precios y estarás al tanto de las mejores ofertas.

 

IMG: Portada y Cañón del Sil por Mr. Hicks46/Flickr; Mapa de la Ribeira Sacra/ribeirasacra.org/ Monasterio de San Esteban/Wikipedia; Vendimia/turismo.gal

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti