El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

La costa mediterránea y los casi 365 días de sol al año han convertido a Valencia en un destino turístico clave en el panorama europeo e incluso internacional. Sin embargo, la provincia de Valencia tiene mucho más escondido en sus alrededores que vale la pena explorar.

Valencia tiene muchos rincones escondidos que pocos conocen. No podemos negar el encanto de la ciudad con su mezcla antigua y modernista;  así como su ambiente estudiantil y su gran variedad de locales de todos los estilos posibles. Pero hoy toca ampliar la panorámica un poco más para salir del ambiente urbano para centrarnos en los espacios alejados de las aglomeraciones y el caos.

Las playas un poco alejadas de la ciudad son algo más tranquilas y menos masivas, además del notable aumento de calidad y limpieza de sus aguas. Pero no todo es playa sino que Valencia guarda parques y reservas naturales de gran importancia nacional, piscinas naturales, y pueblecitos con encanto. Veamos cinco lugares sorprendentes de la provincia de Valencia que quizás nunca has escuchado pero que no dejan indiferente.

Tancat de la Pipa, la reserva natural de la Albufera más curiosa

A 16 km de distancia desde Valencia encontramos El Tancat de la Pipa. Se trata de un espacio de 40 hectáreas localizado en la desembocadura del barranco de Chiva, el cual pertenece al Parque Natural de la Albufera, el espacio natural más popular de Valencia. Se puede llegar a pie o en barca desde Catarroja. La ruta recorre alrededor de 8 km entre campos de arroz y el paso de diversas aves de gran belleza.

Hace más de 10 años en este lugar se cosechaba arroz, pero fue convertido en un área de reserva dentro de la Albufera con gran variedad de hábitats poco visibles actualmente en el mundo como marjales y ullal. La característica más representativa de este espacio es que se ha transformado en una depuradora natural que emplea filtros verdes y especies de flora autóctona con el fin de devolver la calidad de las aguas que se vierten a esta laguna.

Tancat de la Pipa, en la Albufera de Valencia

Además, El Tancat de la Pipa contribuye a expandir el interés y la curiosidad mediante la preocupación de la naturaleza a partir de visitas y una oferta de actividades como senderos guiados que están apoyados totalmente por el Programa de visitas, difusión y educación ambiental.

Pou Clar, el paraíso de Ontinyent

Nos alejamos más de la ciudad, exactamente a una hora de distancia de Valencia, para adentrarnos en el paraíso del Pou Clar en Ontiyent. Nos referimos a una de las piscinas naturales más sorprendentes de la Comunidad Valenciana. El culpable de esta recreación para la vista es el río Clariano, escondido entre montañas nos regala una serie de pozas de agua helada y cristalina propias de lo que podríamos considerar un Edén. El color del agua turquesa, los sorprendentes paisajes de alrededor y las rocas calcáreas redondeadas han convertido a Pou clar en un paraíso que no te puedes perder si quieres alejarte del turismo de las playas del mediterráneo para conocer algo diferente.

Pou Clar, en Ontinyent (Valencia)

No descartamos una escapadita al pueblo de Ontinyent, conocido por su gran fiesta popular de moros y cristianos. Vale la pena visitar el casco antiguo por su belleza y tranquilidad. Un lugar ideal para pasear y parar a repostar con una buena paella valenciana.

Bocairent, un pueblo con mucho encanto

Para explorar esta preciosa área al máximo sería una buena opción el alquiler de coches en Valencia, puesto que algunos de los lugares que proponemos están a una distancia en coche más que razonable. Bocairent está situado a 10 km (15 minutos) de Ontinyent. Este pequeño pueblo del interior de Valencia tiene un encanto especial de la mano de los dos lugares más representativos de la zona: su exquisito caso histórico y las misteriosas Covetes dels moros.

Bocairent, en Valencia

El caso antiguo ha sido declarado Conjunto Histórico y Artístico. Los trazados de las calles son de estilo árabe, y como no, encontramos subidas, bajadas, vueltas, escaleras, calles sin salida, placetas, etc. Recomendamos perderse por sus callejuelas y disfrutar de toda su esencia cultural. El otro lugar estrella son las Covetes dels moros, un grupo de cuevas artificiales con huecos en forma de ventana que dan acceso a otras cámaras. Han habido muchas interpretaciones de los motivos por los que se construyeron estos orificios: cámaras sepulcrales de épocas muy lejanas, cenobios visigóticos o graneros.

Canet d´En Berenguer y sus aguas cristalinas

Las playas de Valencia ciudad no son las más atractivas de España. No obstante al salir de la localidad se pueden encontrar playas bonitas a unos cuantos kilómetros. Nos quedamos con una de las más encantadoras de la provincia, Canet d’En Berenguer, a 33 km de distancia. Se trata de una playa que ofrece un contraste puramente valenciano, de gran encanto, donde los naranjos y la costa marítima se juntan para proporcionar color y frescura en un ambiente tranquilo ideal para desconectar de la ciudad.

Canet de Berenguer, en Valencia

En la parte del sur de la costa hay un faro de 30 metros que fue construido a 300 metros mar adentro en el año 1904. La playa consta de 80 metros de distancia, agua de color transparente, poca profundidad y arena fina blanca. Para quienes le interese la pesca es un lugar ideal para practicar este deporte marítimo, pues posee un puerto deportivo donde se puede ejercitar esta actividad. Otros lugares de interés son el Museo etnológico donde se puede indagar sobre el estilo de vida de sus ciudadanos; además de la Iglesia de San Pedro Apóstol de estilo gótico y numerosas alquerías del siglo XIII.

Las Hoces de Cabriel, la frontera natural de tres ciudades

Se trata del mayor parque protegido de la Comunidad Valencia situado a 111 km de Valencia en el interior llegando a la frontera con Cuenca. Esta reserva natural se extiende 12 km de distancia a lo largo del río Cabriel, el cual cruza ambas ciudades. Este parque sirve como frontera natural entre Cuenca, Valencia y Albacete.

Hoces de Cabriel, en Valencia

La reserva se caracteriza por no poseer grandes relieves, lo cual contrasta con las formas labradas por las erosiones de Las Hoces de Cabriel, el Valle de Fonseca y Los Cuchillos de Contreras. Destaca por su variedad de hábitats y de especies animales. Además, la gran diversidad de vegetación que conserva no se queda atrás, pues consta de la combinación de tres tipos de hábitats: bosque mediterráneo, vegetación rupícola y vegetación de ribera.

Chelva

A 68 km de Valencia, se encuentra Chelva, otro de los pueblos con más encanto de la región. Es una localidad con una herencia cultural impresionante. Hasta el siglo XVII convivieron en ella cristianos, judíos y musulmanes. Una circunstancia que ha dejado su huella. Te aconsejamos que para descubrirla te des un paseo por Benacacira, un barrio que todavía hoy conserva cierto sabor musulmán. Existe también un área de fuerte impronta judía. Nos referimos al barrio de Azoque, una parte del centro de calles estrechas y blancas que vale mucho la pena recorrer. Tampoco le va a la zaga el barrio mudéjar Arrabal. Un área que también conserva ese típico trazado laberíntico de los anteriores sólo interrumpido por placitas recoletas en cuyo centro manan pequeñas fuentes.

Chelva, en Valencia

 

IMG: tancatdelapipa.net; iStock; turismochelva.es

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti