El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Madrid es una ciudad muy especial, pero si quieres escapar del cemento y de la famosa boina de polución, te recomendamos una escapada a su maravillosos entornos naturales.

La vida madrileña tiene incontables cosas positivas pero puede llegar a saturar, especialmente si se pasa por una época de estrés. ¿Qué hacer cuando eso sucede? Pues lo mejor es ir a respirar aire puro, observar animales en libertad y pasear entre bonitos paisajes próximos a la capital. Vale mucho la pena valorar esta opción, porque si no tienes vehículo propio seguro que encuentras transporte público y, en caso de que el horario o la frecuencia no sean lo suficientemente flexibles para ti, siempre podrás optar por el alquiler de coches en Madrid.

Hemos elaborado una lista de espacios naturales para que cada lector tenga donde elegir, aunque lo ideal sería descubrirlos todos y sentir la riqueza paisajística que late en el corazón de España. 

Hayedo de Montejo

A poco más de cien kilómetros al norte de Madrid se encuentra el Hayedo de Montejo, un espectacular bosque situado en la misma Sierra de Ayllón. Aquí encontraremos más de 250 hectáres cubiertas por frondosas hayas, un tipo de árbol que suele crecer en zonas de la Europa nórdica, pero este lugar tiene un microclima que lo hace muy singular. Los amantes de la naturaleza también podrán encontrar cobijo bajo cerezos, abedules y robles. Para poder entrar, sin coste alguno, hay que pedir un pase en la localidad de Montejo de la Sierra, donde hay una oficina de la Comunidad de Madrid.

Sierra del Rincón

No muy lejos de la Sierra de Ayllón encontramos esta otra, la Sierra del Rincón, en la parte nororiental de Madrid. Está catalogada internacionalmente como Reserva de la Biosfera desde el año 2005. Este paraíso une la vida rural y los paisajes accidentados orográficamente. Entre sus más de 190 especies de vertebrados que habitan esta zona, encontramos a algunas endémicas y protegidas, como el águila real, el halcón abejero y el águila culebrera.

Sierra del Rincón, en Madrid

La Pedriza

Un poco más cerca, a cincuenta kilómetros de Madrid, encontramos La Pedriza, que está en plena Sierra de Guadarrama. En este lugar el visitante podrá ser testigo de hermosos arroyos rodeados de riscos, paredes y senderos desde los cuales contemplar los paisajes. Como su nombre indica, los accidentes geológicos conforman un paisaje asimétrico e irregular que lo hacen profundamente especial. Aquellos aficionados a la escalada podrán gozar de un lugar hecho a su medida, siempre con protecciones y con alguien experimentado que les supervise, ya que desde las alturas las vistas siempre serán mejores pero sus riegos también se amplificarán.

La Pedriza, en Madrid

Parque natural de Peñalara

El parque natural de Peñalara está a setenta kilómetros de la capital española, también en la Sierra de Guadarrama. Este bonito paraje está coronado por el pico que le da nombre, Peñalara, a más de dos mil cuatrocientos metros sobre el nivel del mar. La zona es perfecta para realizar deportes de invierno, aunque también cabe recalcar la belleza de sus pinares abrazando sus senderos. Para llegar sin problemas hay que desplazarse hasta el Puerto de Cotos, donde empezará el camino.

Parque Natural de Peñalara, en Madrid

Bosque de la Herrería

El bosque de la Herrería se encuentra al noroeste de Madrid, junto al Monasterio de El Escorial, siendo uno de los marcos naturales de esta obra maestra del renacentismo español. Su superficie es de casi quinientas hectáreas y, sobre ellas, encontramos un bosque propio del clima mediterráneo, repleto de encinas, fresnos y robles, aunque también el paisaje se enriquece con arces, cerezos y sauces a orillas del río Aulencia. El visitante debe tener en cuenta (y cuidado) con los jabalíes, zorros y corzos que viven entre la frondosidad del sotobosque. En los claros es posible mirar al cielo y ser testigos del majestuoso vuelo de las águilas reales, los halcones peregrinos o, incluso, de los buitres.

Bosque de la Herrería, en Madrid

Embalse de El Atazar

Por último, a 83 kilómetros de Madrid, encontramos el mayor embalse de la Comunidad de Madrid, el embalse de El Atazar, con una capacidad de más de cuatrocientos hectómetros cúbicos. Rodeando la presa encontramos paisajes que transmiten paz y tranquilidad, un lugar perfecto para relajarse. En las zonas más altas del lugar podremos sentarnos bajo la sombra de un árbol y contemplar la imponente masa de agua cristalina que reposa allí.

El embalse de El Atazar, en Madrid

IMG: Shutterstock; Peñalara/Wikipedia (Miguel303xm); Sierra del Rincón/turismomadrid.es; Embalse de El Atazar/Wikipedia-Diego Sanz Siguero

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti