El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Cataluña es mucho más que su capital, Barcelona. En este artículo te descubrimos qué otras bellezas atesora esta región de fuerte personalidad.

Barcelona es una de las ciudades más cotizadas del mundo, y no es de extrañar, ya que su personalidad, fuerza, interculturalidad, belleza y modernidad le han llevado a convertirse en uno de los lugares más bonitos del mundo.

Si quieres descubrir la Cataluña que hay más allá de la Ciudad Condal, recomendamos profundizar en todo el encanto de los alrededores de Barcelona. Hay mucho que descubrir en la comunidad catalana; aquí vienen seis ejemplos de lugares inolvidables que no dejan indiferente.

Monasterio de Montserrat

El Monasterio de Montserrat, a 61 km de Barcelona, es una de las excursiones más que obligatorias en Cataluña, y también una de las más turísticas. El trayecto en coche es de menos de una hora hacia el interior de la Comunidad, y el espectáculo, sin duda, vale la pena. La mejor opción para visitar este lugar es optar por el alquiler de coches en Barcelona. Una vez se alcance Montserrat ya no debes preocuparte, hay un funicular y un tren cremallera que te llevan a lo alto de la montaña donde está ubicado exactamente el Monasterio.

Situémonos, Montserrat es una montaña ubicada en una cadena montañosa inmersa en plena naturaleza. El Monasterio se ubica en tal montaña dentro en un parque natural de gran belleza y encanto natural, donde se puede ver la figura de la Virgen de Montserrat, patrona de la Comunidad de Cataluña.

Aparte de visitar la abadía o el monasterio y unos cuantos museos, también hay otras actividades interesantes para quien busca un poco de movimiento. Existen rutas y senderos por la popular montaña de distinta intensidad, adaptadas a toda persona que desee adentrarse en el más puro estilo de senderismo de montaña. Una visita bastante completa sin alejarse mucho de Barcelona.

Monasterio de Montserrat

Castillo de Cardona

El Castillo de Cardona, a 90 km de la ciudad de Barcelona en coche, es uno de los monumentos más importantes situado en la provincia de Barcelona, ubicado en la popular ruta de Manresa, en dirección al interior. Históricamente es un lugar muy destacado gracias a un tiempo en el que se ganó el nombre y el reconocimiento de ser una fortificación que nadie nunca pudo llegar a derrocar.

Su visita incluye una iglesia de estilo románico lombardo en el interior de la fortificación. El Castillo está situado en una colina, pero además también se puede visitar el pueblo de Cardona que está justo al lado donde hay una mina de sal que está abierta al público.

Castillo de Cardona, en Cataluña

Riscos de Tavertet

Los Riscos de Tavertet están a poco más de 100 km de distancia desde Barcelona, en dirección al interior, al oeste de la ciudad de Girona. Están situados en el espacio natural de Las Guillerías, cerca de la localidad de Rupit, de la cual hablaremos más adelante. Esta aventura está dirigida a aquellas personas que desean disfrutar de paisajes increíbles e inolvidables.

Para quienes no tienen ni una mínima idea de la maravilla de la que estamos hablando, cabe mencionar una breve descripción del paisaje. Se trata de unos peñascos que se elevan sobre los pantanos de Sau y Susqueda, junto a conjuntos rocosos rojizos dentro de un ambiente salvaje boscoso con precipicios que dejan sin aliento. Además, también se puede visitar el pueblo de Tavertet, ya que tiene una larga antigüedad gracias a sus casas de piedra que empezaron a construirse en el siglo XVII.

Riscos del Tavertet (Cataluña)

Vic

Vic es una ciudad que está a una hora y media de Barcelona, exactamente a 71 km de distancia, desde el camino de la Garrotxa. Este municipio es de origen medieval y conserva toda su esencia histórica. El monumento por excelencia a visitar es la Plaza Mayor, puesto que es la segunda plaza más grande de toda Cataluña.

Esta ciudad ofrece mucho más, se puede visitar un templo romano que ha sido reconstruido a su imagen y semejanza, así como la Catedral de Sant Pere y su gran fusión de estilos arquitectónicos destacando la torre del campanario de estilo románico. Una curiosidad que no puede pasar por alto son las pinturas que se encuentran en las paredes de la Catedral diseñadas por José María Sert, un artista catalán que ha sido considerado uno de los mejores pintores muralista a nivel mundial en los años 30. Y lo que no puede faltar es la visita al Museo Episcopal, el cual contiene una extensa colección de obras de arte gótico y románico, proclamándose como el museo más importante del arte medieval en nuestro continente.

Por último, no podemos olvidar la cultura gastronómica, el Salchichón de Vic se ha convertido en una parada más de la visita. Este embutido está elaborado de manera artesanal, nadie suele atreverse de negar su delicioso sabor.

La localidad catalana de Vic

Rupit

Le toca el turno a Rupit, a 107 km al norte desde Barcelona, no muy lejos de la ciudad de Gerona. Este precioso pueblo se encuentra un poco más lejos que la ciudad de Vic, viniendo por el mismo camino. De modo que no sería mala idea hacer una ruta en coche conociendo todo el encanto de la zona pasando por ambos destinos. Rupit es un pueblo medieval localizado en un ambiente natural de abundantes paisajes espectaculares, extendido sobre una colina que paso junto a un río de pronunciadas curvas.

En este pueblo descansan los restos de un castillo que fue construido a principios del siglo XI, que junto a sus calles de piedra, crean un escenario encantador que lleva a respirar el ambiente medieval que se vivía antes del siglo XV. Aunque está a una hora y cuarenta minutos de Barcelona, no hay duda de que este lugar no deja a nadie indiferente.

La localidad catalana de Rupit

Monasterio de Poblet

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este monasterio es uno de los más excelentes ejemplos de la arquitectura cisterciense en España. Ubicado a una hora y media en coche de Barcelona, es una visita que vale mucho la pena. Sobre todo por su estado de conservación y su alta calidad artística. Aunque fundado en el siglo XII hoy en día presenta varios estilos arquitectónicos como románico, gótico y barroco. Además, presenta un gran valor histórico dado que Pedro IV el Ceremonioso mandó ubicar en este monasterio el Panteón Real de la Corona de Aragón, por lo que importantes como Jaime I el Conquistador, se encuentran enterrados aquí en suntuosas sepulcros de alabastro.

Vilafranca del Penedés

Vilafranca del Penedés está a menos de una hora de Barcelona hacia el suroeste, exactamente a 55 km por carretera. Se trata de una zona vinícola ideal para todos aquellos y aquellas amantes del vino, tal ha sido su popularidad que a día de hoy se llama la Capital del vino. Allí se pueden encontrar interminables extensiones de viñedos alrededor de la localidad, mientras que en su interior reside la basílica de Santa María rodeada de edificios modernistas.

Se puede visitar la torre del campanario donde se ofrecen unas vistas panorámicas de toda la zona, el alcance es sorprendente, ya que un día despejado puede incluso verse la montaña de Montserrat. Y siguiendo la fama y popularidad de la zona, recomendamos acercarse al Museo del vino, uno de los más antiguos de toda España; y si aún quieres más, las bodegas que hay en Penedés abren sus puertas para compartir toda una tradición vinícola que ha hecho historia en nuestro país.

Sábado de mercado en Vilafranca del Penedés

Santa Coloma de Cervelló

A 20 km de la Ciudad Condal se encuentra la localidad de Santa Coloma de Cervelló, un lugar que, si eres un fan de Gaudí, no puedes dejar escapar. Y es que en su término municipal se encuentra la Colonia Güell. Un complejo industrial que, acorde al pensamiento de su impulsor, Eusebi Güell, tenía que ser algo más que un lugar dedicado a la producción. Para ello que concibió la Colonia como un espacio en el que la imaginación tuviera su espacio; y quien mejor para celebrar la imaginación que Antoni Gaudí. El arquitecto se centró en la Cripta, un edificio en el que ensayó soluciones arquitectónicas audaces y recursos decorativos totalmente nuevos. Aunque -¡sorpresa!- es una construcción inacabada, está considerada como una de sus obras más interesantes. Sin embargo, no es el único atractivo de la Colonia Güell: en ella también encontraras construcciones de Joan Ribot y Francesc Berenguer, otros dos grandes del Modernismo.

Cripta de Gaudí, en la Colonia Güell

IMG: Pixabay/ Vilafranca del Penedés/turismevilafranca.com

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti